El Concello de Nigrán realizó un nuevo reparto solidario de alimentos para paliar los efectos socioeconómicos del Covid-19 en 78 familias del municipio, 57 más que antes del inicio de la crisis sanitaria.

Nuevamente, el 100% de los productos repartidos fueron donados altruistamente por empresas, en este caso la entrega se concentró en 6.000 € en todo tipo de productos congelados procedentes del Grupo Pereira, 120 litros de leche de la cafetería viguesa Maracaibo y 300 kg de patatas de la Asociación de Patateros de Xinzo de Limia.

Por vez primera desde el estado de alarma, al comenzar la Fase 1 que permite mayor movilidad, el reparto se realizó en las propias instalaciones municipales mediante cita previa para evitar contactos y preservar la intimidad, en el caso de las familias sin medios para desplazarse, se acercó el lote correspondiente al domicilio.

La aportación realizada por la importante firma viguesa Grupo Pereira constó de congelados a base de 52 kg de albóndigas vegetales, 10 kg de arándanos, 40 kg de bocaditos de queso, 272 pizzas, 293 kg de chuletas de cordero, 700 cruasanes, 440 empanadillas, 320 kg de pescado, 576 hoops azucarados, 32 bolsas de pan de molde, 54 cajas de langostinos, 65 kg de alas de pollo, 324 napolitanas y 4.800 panecillos.

Estas donaciones se suman a las realizadas anteriormente por ‘Sal y Laurel’, empresa de Nigrán dedicada a la venta online a domicilio de pescado y marisco, que donó 80 kg de caballa fresca; huevos ‘El Rancho’ con más de 2.000 huevos desde el inicio de la crisis, el colegio de Priegue Ángel de la Guarda con 2.160 briks de leche pequeños, más de 200 kg de Patatas por  J.A. Blanco e incluso donaciones en compras por valor de 1.000 € por parte de la Panadería- Confitería La Flor de Nigrán o varias anónimas por valor total de unos 1.000 euros.

As mostras de solidariedade son infinitas e sería imposible nomear a todas as persoas e empresas que teñen colaborado. Estamos moi orgullosos do comportamento do texido social e empresarial de Nigrán nesta grave crise sanitaria e que, desgrazadamente, conleva tamén unha grave crise económica para moitas familias que están sen ingresos”, subraya el alcalde, Juan González, quien incide que “este notable incremento obriga a revolucionar o Banco de Alimentos Municipal multiplicando as compras e, afortunadamente, multiplicándose tamén a solidariedade”.