No hay tiempo para lamentaciones. Igual que la vida, el balonmano no espera por nadie. Y al Mecalia Atlético Guardés solo le queda levantarse tras caer ante Bera Bera el pasado miércoles. Enfrente hay un nuevo obstáculo, tan complicado como ilusionante: el Besançon espera en la Q3 de la Liga Europea, la última ronda previa antes de la fase de grupos. Este sábado se disputa el primer asalto en el Palais des Sports Ghani Yalouz de la ciudad francesa. Será a partir de las 20:00 horas.

La expedición de O Baixo Miño voló vía Oporto a primera hora de la mañana del viernes y está prevista su llegada a la localidad gala a la hora de comer. 13 jugadoras conforman la convocatoria. Es decir, todas las disponibles a excepción de Tamires Anselmo y Hannah Nunes. Ángela Nieto superó el proceso febril que la apartó del choque del miércoles ante el Bera Bera y podrá ayudar a sus compañeras sobre la pista en el ilusionante encuentro europeo.

A él llega el Guardés con la espina de sufrir su primera derrota liguera en casa ante el líder de la Liga Guerreras Iberdrola hace apenas dos días. Pero también con la ilusión de alcanzar una cota nunca antes explorada por la entidad: la fase de grupos de la segunda competición continental. Tras superar al Hypo austriaco en el primer cruce, afronta el más difícil todavía: un Besançon que disputa una de las tres mejores ligas del mundo. El conjunto francés ocupa la octava posición en su competición doméstica y viene de perder el pasado fin de semana -no ha tenido encuentro intersemanal- ante un rival teóricamente inferior como el Niza. Sin embargo, cuatro días antes fue capaz de ganar en la pista del Brest, uno de los mejores equipos de Francia.

El colectivo de Prades visitará una ciudad de 116.000 habitantes, situado en la zona oriental del país galo, a apenas 60 kilómetros de la frontera con Suiza para medirse a una escuadra diferente dentro del balonmano francés, tan marcado por la exhuberancia física y los lanzamientos lejanos. El Besançon tiene un juego más parecido al español, con diversos sistemas ofensivos y, sobre todo, una apuesta voraz por la carrera. Anota muchos goles al contraataque e incluso al contragol y tiene una defensa muy agresiva.

Así pues, será clave para el Guardés minimizar las pérdidas y replegar a toda velocidad tras cada acción ofensiva. A buen seguro será un encuentro de ritmo alto que las jugadoras visitantes podrán sostener gracias a su buen estado físico derivado del gran trabajo de su preparador, Joao Mesquita.

José Ignacio Prades: “Es un equipo muy experto y muy veterano”

El técnico del Guardés y de la selección española asume con naturalidad jugar cada tres días. “La recuperación física la tenemos. El trabajo está hecho desde hace semanas. Está todo perfectamente programado por parte de Joao”, explica, en referencia a su preparador físico.

“El resultado de Bera Bera no es el mejor, lógicamente, para afrontar la eliminatoria anímicamente. Pero tiene que servir como estímulo para intentar quitarnos esa mala sensación y sacar la mejor de las versiones de cara al partido de Liga Europea”, anima Prades.

En cuanto al Besançon, lo define como  “un equipo con muchísimo recorrido”, además de destacar que es “muy experto y muy veterano” y que “juega muy rápido” al balonmano. “Compite muy bien, con jugadoras de muchísima calidad y muy contrastadas. Tiene muchísima versatilidad en la primera línea. Tiene lanzamiento, pero también puede jugar a otras cosas. Esa variabilidad es lo que las vuelve más peligrosas. Hemos trabajado mucho sobre cómo son ellas y donde podemos crearles dificultades. Vamos a intentar hacerlo de la mejor manera posible”, concluye.