ALFREDO

El Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 1 de Pontevedra ha emitido un auto en el que concede al Concello de Tui “un último e improrrogable plazo” de un mes para que proceda al desalojo, vaciado y demolición de la pirotecnia de Baldráns.

De esta forma, el magistrado ordena a la Administración municipal ejecutar la sentencia de 2014 que anula las licencias de las obras de legalización y de actividad de la pirotecnia otorgadas por el Concello en 2013.

El magistrado también concede en el auto autorización a la Administración local para entrar por la fuerza, con el auxilio de la Policía Local y de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, en las instalaciones, en caso de que sus propietarios no lo permitiesen voluntariamente, para proceder a la ejecución forzosa de la sentencia.

Contra el auto cabe interponer recurso de apelación ante el TSXG, aunque el juez advierte de que “por sí mismo no suspende la ejecutividad” de su resolución.