ALFREDO

El tripartito de Baiona pretende delegar un servicio municipal como es el cobro del impuesto de Plusvalía (Impuesto del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana) en la Diputación de Pontevedra, a través de la oficina del ORAL, y para eso debe pagar, como mínimo, 70.000 euros anuales, así lo asegura el Partido Popular de la villa en un comunicado.

“Hasta ahora- dicen los populares– eran los técnicos del consistorio quienes se encargaban de realizar esta función, sin embargo, retirársela para dejarla en manos de la administración provincial costará esta ingente cantidad de dinero que, en lugar de regalársela al ORAL, podría utilizarse en reforzar la plantilla municipal. Esto permitiría continuar ofreciendo este servicio en el Concello y evitar que los vecinos tengan que desplazarse a Nigrán para realizar el pago de esta tasa”.

Precisamente, ésta fue la propuesta del grupo municipal popular en el pasado pleno, “la de emplear los 70.000 euros en crear empleo si es que desde el gobierno local consideran que existe la necesidad de aumentar la plantilla municipal para poder seguir tramitando el impuesto desde Baiona”. Sin embargo, “el tripartito que mucho presume de progresista rechazó esta iniciativa de los populares y prefiere entregar los 70.000 euros a la institución que dirigen socialistas y nacionalistas, motivo por el que los concelleiros del PP baionés decidieron votar en contra de la propuesta del trigobierno PSdeG, BNG y Nos”, aseveran.

Los 70.000 euros anuales que el ORAL cobraría por este cometido provienen del 10 por ciento del total del gravamen de plusvalía que recauda Baiona, a lo que se sumaría un 3,50 por ciento del impuesto. “En total, un 13,50 por ciento de la cuantía completa que sumarían los, como mínimo, 70.000 euros al año. Es asombroso que a este Alcalde y a su equipo le importe tan poco el dinero de los vecinos y no se preocupen lo más mínimo por administrarlo para que repercuta nuevamente en el pueblo», opinan los populares que consideran que «lo que busca el tripartito es recaudar lo máximo para garantizar sus sueldos en lugar de buscar fórmulas para crear empleo y velar por el bienestar común en una situación de crisis como la actual«. Apostamos por un servicio municipalizado más cercano a los vecinos«, recalcan los populares.