El grupo municipal popular de Baiona reclama al equipo de gobierno que gestiona el Concello, que las labores de mantenimiento de los lavaderos que están llevando a cabo en los últimos días «respeten el patrimonio cultural de estas estructuras y se realicen con rigor histórico para que continúen con su imagen original e integradas en el entorno. Concretamente, en el lavadero de O Burgo, se ha pintado el interior del pilón de un azul piscina que, a nuestro juicio, es un «error» que no debería volver a repetirse».

«Los trabajos de adecentamiento, que no de restauración, que está realizando el Concello se ciñen únicamente a la estructura del propio lavadero, pero ignoran el entorno que continúa abandonado. A pocos metros encontramos grafitis que no se limpian y maleza que inunda los alrededores y que permanece durante meses sin que el gobierno local decida eliminarla«, señalan desde el grupo popular.

«Como viene denunciando el PP, esta imagen es habitual tanto en el rural baionés como también en el casco urbano. Precisamente, la senda del Río Baíña, integrada dentro del paseo fluvial voladizo, está considerada un paraíso natural cada vez más visitado por vecinos y turistas y, sin embargo, está cubierto por silbas que no sólo dan aspecto de abandono, sino que con la llegada de las lluvias supone riesgo de inundaciones y un peligro para los ciudadanos. La limpieza de los tramos urbanos de los ríos es competencia municipal y el gobierno que lidera el socialista Carlos Gómez también la está dejando de lado«, aseguran desde el PP.

Por todo esto, los populares piden al ejecutivo local que realicen una actuación «integral» en los lavaderos y su entorno para su puesta en valor de forma «correcta» sin dañar estos elementos patrimoniales tan valiosos en la cultura gallega, algunos de ellos todavía utilizados por los vecinos, y que han jugado un papel tan importante a lo largo de la historia social de Baiona. «De ahí que pidamos al gobierno local que tenga mayor sensibilidad con nuestro patrimonio etnográfico», finalizan.