La acumulación de restos de poda, maleza y de mobiliario en los márgenes de la vía pública, junto a los contenedores de basura, es una constante desde hace meses en las calles de la villa a pesar de que la nueva concesión del servicio cuesta a los vecinos un 40 por ciento más que hace un año”. Así lo aseguran los populares de Baiona en un comunicado de prensa.

Los populares afirman que el Concello, “con el dinero de los impuestos de todos los vecinos, ha pasado de pagar 125.000 euros anuales con el contrato anterior a tener que abonar 170.000 euros por año. O, lo que es lo mismo, a los vecinos de Baiona les cuesta ahora 3.972 euros más al mes y, aun así, el servicio sigue siendo defectuoso y tardío. No hay más que pasear por las parroquias para comprobar que el trabajo no se está haciendo correctamente y que la empresa tarda días en retirar los restos que los vecinos depositan en aquellos puntos establecidos por el Concello”.

Es esta situación de total abandono que presentan las calles del rural la que crea malestar entre los vecinos que continúan con sus protestas por este asunto al comprobar que la nueva licitación no ha mejorado el servicio de recogida de residuos (voluminosos, envases, papel y cartón, podas…). Entendemos que en una situación como la actual hay que extremar la limpieza y es evidente que no se está haciendo, pero, además, el Concello tiene el deber de supervisar que se cumpla estrictamente un contrato muy superior al anterior, labor que tampoco se está llevando a cabo«, reprochan desde el grupo municipal popular.

Es por este motivo que desde el PP de Baiona instan al alcalde, Carlos Gómez, y a sus socios de gobierno a “preocuparse y ocuparse para que el dinero de todos los vecinos se gaste adecuadamente de forma que los servicios públicos sean eficientes y se realicen correctamente en beneficio de todos los baioneses que cumplen escrupulosamente con el pago de sus impuestos”, finalizan.