La Vuelta Ciclista a Cantabria arranca este jueves 2 de septiembre en Maliaño con 27 equipos de toda España y la Selección de Japón, y con una etapa de 150 kilómetros, donde los corredores tendrán que afrontar cuatro cotas de montaña, el Alto de Ajo en los kilómetros 27 y 77, el Alto del Churi, en el 124 y en el 141, así como las metas volantes a su paso por Pedreña y Escobedo, y los esprines especiales en Meruelo y Heras.

El viernes el pelotón se traslada a Vioño de Piélagos, una etapa rompepiernas de 135 kilómetros, con tres ascensiones al Alto de la Montaña en los kms 81, 102 y 123, así como las metas volantes en Renedo por partida doble, y los esprines especiales en Vioño.

El sábado llega la etapa reina con la salida en Puente Viesgo y el final en alto en el Monte Castillo. Una etapa de 148 kilómetros con las subidas al Puerto de El Caracol en el km 94 y La Braguía en el km 113, como grandes dificultades antes del ascenso final a las Cuevas del Monte Castillo. Las metas volantes estarán en Ontaneda y Puente Viesgo, y los esprines especiales en Santiurde de Toranzo y en Sarón.

La formación del Baixo Miño desplaza a seis corredores para debutar en la primera vuelta por etapas de su historia. Serán de la partida Mario García, Ginés López, Justo González, Cristian Lapido, Aser Estévez y José Carlos Trillo, un equipo de tres Élites y tres Sub-23, combinando juventud y veteranía.

Los corredores azules volverán a competir el próximo viernes 10 de septiembre en la Nocturna de O Porriño, antesala de la Volta Ciclista a Galicia.