Según informó el delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, la Xunta de Galicia reforzó el Servizo de Axuda no Fogar (SAF) en la comarca del Baixo Miño con 6.587 horas más al mes para la atención de las personas con necesidades asistenciales. El Gobierno gallego asume el importe que pagaba habitualmente el usuario, por lo que no supondrá ningún gasto para este.

En concreto, el Concello de A Guarda verá incrementado el número de horas de este servicio hasta 1.344 al mes; O Rosal, 755; Tomiño, 2.374; Tui, 1.412 y Oia, 702 horas.

Estas nuevas horas de ayuda en el hogar se pondrán a la disposición de los ayuntamientos para asignarlas la aquellos casos que sean considerados más urgentes por los servicios sociales municipales.

Plan de contingencia

La implantación de este SAF extraordinario es una de las medidas que forman parte del Plan social de contingencia aprobado por el Consello da Xunta para dar respuesta a las consecuencias que tiene la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus en los colectivos de población más vulnerables, como es el caso de las personas dependientes.

Dentro de este Plan se incluyen otras medidas. La primera consistió en la puesta en marcha, desde la semana pasada, de un sistema de seguimiento telefónico diario para las 14.400 personas mayores o con discapacidad que son usuarias de un centro de día u ocupacional y que en estos momentos están en sus casas debido a la suspensión de la actividad en estos centros. Además, a las personas que lo necesitan se le reparte 900 menús semanales en sus domicilios.

La segunda medida fue la entrada en servicio del teléfono social (900 400 800) para complementar lo que ya existe para resolver las dudas relacionadas con el coronavirus. En este teléfono se atiende a personas con dudas básicas de la vida cotidiana en esta situación, personas que necesiten conversación o acompañamiento, personas que precisen atención psicológica especializada y personas que estén en una situación de necesidad o especial vulnerabilidad. Desde su puesta en marcha este teléfono ya atendió más de 700 llamadas.

La tercera de las medidas es la puesta en marcha de un un correo electrónico para la detección rápida de situaciones de riesgo, atencionsocialemerxencia@xunta.gal, y para resolverlas de la mano con los servicios sociales de base. En cuarto lugar, conjuntamente con la Consellería de Educación, el Gobierno gallego aprobó una ayuda económica para las niñas y niños que disponían de una bolsa de comedor en su escuela infantil, colegio o instituto, de las que se beneficiarán más de 51.000 hogares gallegos.

Asimismo, se hizo una exención de las cuotas de las escuelas infantiles, centros de día y ocupacionales con financiación pública (públicos, de iniciativa social y concertados) para la mitad del mes de marzo, que serán compensados, y todo el mes de abril, que no se cobrarán. Y por último, se aprobó la mayor orden de ayudas de la historia de Galicia destinada a las entidades sociales de inclusión social, por un importe de 18,3 millones de euros.