Erizana Club de Fútbol
RUBENS // Imagen de archivo del Erizana.

Tras lograr el ascenso a falta de 4 jornadas, este fin de semana y a falta de una jornada para que acabe el campeonato de liga, el conjunto baionés se proclamó campeón.  

Servía con igualar el resultado  del Moaña en su visita a Beluso (derrota 1-0) pero el Erizana salió a por la victoria, sin esperar favores de terceros.

La primera parte no fue fluida, muchas interrupciones por faltas, pero cuando el Erizana conseguía enlazar tres o cuatro pases al primer toque el rival sufría. El 0-1 llegaría al transformar Zamo un penalti sobre Nico, minuto 22. Con ese marcador favorable para los baioneses se llegó al descanso.

Los primeros 25 minutos de la segunda parte fueron primorosos. El Erizana combinaba rápido y con fluidez por el centro y se desarbolaba al rival, incapaz de frenar nuestros ataques. En uno de ellos Michel consiguió internarse en el área y fue zancadilleado al armar la pierna par rematar, penalti. El mismo Michel se encargaría de subir el 0-2, minuto 52. Después del segundo gol el San Esteban parecía descolocado, situación que aprovechamos para acumular oportunidades. Pana en boca de gol remataba fuera un buen centro de Richi. El propio Richi finalizaba de vaselina otra internada pero un defensa sacaba bajo palos y Jorge, tras una bonita combinación por el centro, desaprovechaba otro remate dentro del área. El San Esteban pudo acortar distancias en un remate que sacaría Toni con una gran intervención. Sería también de penalti como llegaría el 1-2, minuto 72. Con tiempo por delante el rival creyó en el empate y con juego directo se fue en busca de él. Víctor lo tuvo en sus pies pero apareció la figura de Toni, que con una gran intervención, evitó el empate.

Al final victoria y campeonato para un equipo que firma una brillante temporada y vuelve a hacer historia, no sólo por conseguir el ascenso a Preferente si no por hacerlo como campeón, algo que no había ocurrido las dos veces anteriores (ambas como tercer clasificado).