Esta semana han finalizado las obras de la primera fase de la humanización de la calle Colón que se ejecutaron en los últimos meses. Supusieron una inversión de 314.000 euros, financiados con cargo al Plan Concellos 2018 de la Diputación de Pontevedra.

Las obras contemplaron, por una parte, la reposición de la práctica totalidad de las canalizaciones de saneamiento, pluviales, y del cableado público de baja tensión.

Esta parte de los trabajos realizados fue la más costosa y trabajosa, debido al mal estado que presentaban las tuberías existentes.  Además, se procedió al asfaltado y al pintado de la señalización horizontal en todo el tramo de obras.

La iluminación de este vial se mejoró apostando ya por tecnología led, tanto en las catorce farolas instaladas de alumbrado público, como en las dos de apoyo en el paso de cebra existente, que cuentan también con un sistema de iluminación led en el propio báculo para advertir de la existencia del paso de cebra.

Inicialmente estaba prevista la colocación de bancos, pero, teniendo en cuenta la actual situación de pandemia, fueron sustituidos por 12 sillas individuales.  Del mismo modo, fueron acondicionadas las jardineras a lo largo de la acera y se plantaron 6 árboles de porte medio.  Como medida de seguridad en las zonas donde existen desniveles fueron instaladas barandillas de acero inoxidable.

Debido a las fuertes lluvias de las últimas jornadas, queda por completar el repintando de un tramo y pequeños retoques en las jardineras que serán ejecutadas en breve.

Con esta actuación se mejoró tanto las condiciones de seguridad vial en la calle, como también estéticamente el espacio de esta arteria que da acceso al casco urbano.