Esta semana finalizan las obras para ampliar la calle Nandín, en la parroquia de Parada, Nigrán, de manera que permita el cruce de dos vehículos en direcciones contrarias y al mismo tiempo mejorará la seguridad de los peatones.

Los trabajos, adjudicados por 44.683 € a “Servicios Medioambientales del Miño S. L” y con un plazo de ejecución de tres meses, incluyen la construcción de un gran muro de contención de cascotes de piedra del país.

La calle tiene una anchura media inferior a los tres metros y con las obras pasará a tener 6 metros, permitiendo diferenciar dos carriles claramente, por este motivo es necesario realizar el muro de contención. Actualmente presenta un pavimentado asfáltico muy deteriorado que será completamente renovado en el mismo material y con un espesor de 5 cm. Asimismo, dispondrá de cunetas y canales de arroyo para que discurran las aguas.