ALFREDO // La discoteca Fun-Chi 2, ahora con el nombre de Malizzia

Hace 50 años que el empresario oiense Manuel Carabelos abría en A Guarda lo que sería la sala de fiestas referente en O Baixo Miño y prácticamente en todo el sur de la provincia. A lo largo de este medio siglo de existencia, por Fun-Chi 2 pasaron miles de jóvenes que cada fin de semana se congregaban en ella para quedar con los amigos y divertirse.

“En los años 60 mi padre tenía en Oia el salón de baile Costa Brava, pero la gustaba mucho A Guarda y lo cerró para abrir Fun-Chi 2 en 1974. El nombre de la discoteca viene porque la calle se llamaba Funchidos, él le separó las letras y quedó Fun-Chi 2″, explica Rubén Carabelos, hijo del fundador y actual gerente de la sala de fiestas.

Como por entonces no existían los móviles, las discotecas eran el punto de encuentro para muchos jóvenes que quedaban de un fin de semana para otro. «Era un centro donde se reunía toda la comarca. Fue un boom porque se juntaba toda la gente del sur de Pontevedra y venía gente hasta de Ourense cuando no había autovía, aquello era un viacrucis para ellos, y de todas formas venían A Guarda«, señala Rubén.

A los tres años de inaugurar Fun-Chi 2, la discoteca sufrió un devastador incendio en el que sólo quedaron las paredes, pero gracias a la ayuda de los bancos y de las empresas de construcción, se volvió a reabrir al año siguiente.

«Empezó abriendo sólo los domingos por la tarde. Por ella pasó gente de la talla de Manolo Escobar, Juan Pardo, Los Támara, Los Puntos o el grupo Leño, donde cantaba Rosendo, además de grupos de la comarca del panorama musical de entonces, como los Bambinos o Nubes», recuerda Carabelos.

A principios de los años 90 la discoteca comenzó a abrir los sábados por la noche. Fue un vecino de Oia quien animó al empresario a la apertura nocturna y «realmente fue un éxito. A lo largo de todo este tiempo, Fun Chi-2 unió a miles de parejas que se conocieron ahí. Sirvió incluso para unir a los pueblos, porque se casó gente de diferentes lugares«, señala Rubén.

Como los grupos ya no calaban entre la juventud, en los 90 comenzó el boom de los DJs. Los primeros que pasaron por Fun-Chi 2 fueron Toni Peret y José María Castells. La gente bailaba al ritmo que ponía el «pinchadiscos» en cabina, pero con el paso de los años prácticamente todas las discotecas de España sufrieron el castigo de la tecnología. «Ahora no hace falta ir a una discoteca para ligar, se liga con el móvil», afirma el empresario.

A principios de los 2000 la discoteca sufrió un cambio de nombre, de Fun-Chi 2 a Malizzia. Durante unos 12 años la sala de fiestas funcionó muy bien, pero ahora sólo abren 10 veces al año.

Gran fiesta 50 aniversario

El próximo sábado 29 de junio a partir de las 23:00 horas se celebrará, como no podía ser de otro forma, una fiesta por el 50 aniversario de Fun-Chi 2. Por la mítica discoteca pasarán el DJ Jose, uno de los primeros dj que pincharon en Fun-Chi 2 en los años 80. Nuevo Plan, un grupo de versiones donde tocó Javier Gurruchaga o Rafa de La Unión y Fernandisco, antiguo locutor de los 40 principales y ahora en Boom Radio.

La entrada anticipa tiene un coste de 10 euros con copa. El aforo es limitado. Desde la gerencia aconsejan que la gente no espere a comprar las entradas a última hora que el ritmo de ventas es muy alto.

Puntos de venta:

  • Librería Ler A Guarda
  • Congelados Xeomar A Guarda
  • Discoteca Óscar
  • Volován O Rosal
  • Volován Tomiño