Gondomar se adapta a la nueva normalidad en la que entramos tras levantarse la alerta sanitaria y lo hace pensando en la responsabilidad institucional y social a la hora de cumplir las medidas recogidas por Ley para evitar nuevos contagios y facilitar las medidas higiénico- sanitarias.

Por eso Gondomar dota de “fuentes” dispensadoras de gel hidroalcólico para la desinfección de las manos. En total se distribuirán 11 en diferentes instalaciones municipales, como son los accesos del Consistorio, la Casa de la Cultura, las dependencias de urbanismo o de la Policía Local.

También en la Plaza de la Paradela habrá una columna dispensadora a disposición de los vecinos que necesiten de su uso. Todas ellas están dotadas de pedales, para evitar el menor contacto posible de las manos con los dispensadores. Pabellones, colegios o instalaciones deportivas son otros de los lugares en los que se estudia colocar estos dispensadores de gel.

Medidas de seguridad que se suman a las ya adoptadas por el ayuntamiento de Gondomar que dotó sus instalaciones de la señalización necesaria para garantizar en todo momento que se mantiene la distancia de seguridad interpersonal de metro y medio entre las personas que acuden a hacer sus consultas a las dependencias municipales, donde se instalaron mamparas de separación en aquellas en las que los funcionarios están de cara atención al público.

Asimismo, en las dos últimas semanas se hizo entrega a los habitantes de más de 3.000 máscaras reutilizables.