Gondomar quiere una avenida humanizada y con una rotonda en el cruce de Mañufe

Los últimos accidentes registrados en la zona, incluso mortales por exceso de velocidad, han llevado a tomar medidas en el Concello de Gondomar, que plantea a la Consellería de Infraestructuras de la Xunta de Galicia un proyecto que consiste en una rotonda para reducir la velocidad a la altura del Cruceiro de Mañufe, en la carretera PO-340 que une A Ramallosa con el casco urbano gondomareño.

Se trata de un proyecto que contempla también la construcción de aceras en lugar de la senda proyectada por la Xunta en el último tramo del vial de A Ramallosa. Además se pretende colocar nuevo alumbrado, zona ajardinada y soterramiento del tendido eléctrico de media tensión. El objetivo es convertir ese tramo en una avenida humanizada y con una rotonda en el cruce de Mañufe, con la que se pretende principalmente reducir la velocidad en la zona.

El alcalde de Gondomar, Francisco Ferreira, explica que se trata de una propuesta “que queremos que valoren”, puesto que, a su juicio, “contribuiría a rebajar la velocidad a la que circulan los vehículos por este tramo y sería cambiar la entrada de Gondomar y su entorno”.