El Vilariño recibió al Gran Peña en casa

El Gran Peña, uno de los grandes de esta primera regional, visitaba el feudo de un recién ascendido como es el R.Vilariño, que se presentaba ante su público en esta categoría después del empate cosechado en el campo del Guardés.

Los dos equipos salieron al campo con la intención de sumar los tres puntos. El equipo local salió con una presión en el área rival para evitar que el Gran Peña no saliese jugando desde atrás y hacerle más daño, ya que los de Barreiro venían de endosarle un severo correctivo al Juvenil de Ponteareas. Los pupilos de Miky dispusieron de una presión adelantada siendo muy agresivos y sin conceder el manejo fácil de balón en el medio del campo.

La primera parte hubo pocas ocasiones de gol y los dos equipos estaban muy bien plantados sobre el terreno de juego. Las defensas estaban por encima de los ataques. Se llegó al descanso con empate a cero goles.

La segunda parte fue más de lo mismo. Antonio Gómez introdujo un cambio en la medular para intentar dominar mas al rival y lo conseguía. Aunque el Vilariño sabia sufrir las embestidas y unas veces la defensa y otras veces Ñito desbarataban el peligro. Los de Nigrán llegaban peligrosamente con balones a los extremos. La entrada de Leyenda oxigenó al equipo local, que salió con velocidad y ponía en jaque a la defensa visitante. En un despiste del portero Andrés al querer jugar el balón en corto, Leyenda se quedó con el esférico y a portería vacía envió el balón fuera ante el asomo de todos los presentes.

El Gran Peña no se rendía y quería los tres puntos y lo intentaba hasta el final. En los últimos minutos intentó meter el gol que le diera la victoria y los tres puntos, aunque el equipo local estuvo muy ordenado y no dejaba fisuras. En los minutos finales cualquiera se pudo llevar el partido, ya que el Gran Peña en un saque de esquina dispuso de un remate que salió fuera por muy poco. Minutos más tarde, una internada de Diego por la línea de fondo, supera a dos rivales y después saca un centro muy malo a las manos de Andrés. Las tablas fue el resultado final que no satisfacía a ninguno de los dos equipos.

El Racing Vilariño se desplazará el próximo fin de semana a Umia, un campo muy complicado y el Gran Peña jugara en Barreiro contra el Rápido Bahía.