Helena deja tras de sí un reguero de incidencias
ALFREDO // Un miembro del GES de O Val Miñor cortando un árbol en Monte Lourido

Helena, la primera gran borrasca del año, ha dejado vientos de casi 100 km/h en Oia y olas de 9,6 metros de altura en Cabo Silleiro.

Las fuertes rachas de viento están azotando la costa provocando numerosas incidencias. A primera hora de la mañana, el temporal levantaba el tejado del instituto Primero de Marzo en Baiona.

También, esta mañana en A Guarda, los miembros del GES tenían que desplazarse hasta A Gándara para retirar un poste telefónico. La línea no se vio afectada. El viento además rompió un invernadero cercano.

A media mañana, en Monte Lourido, el GES de O Val Miñor retiraba un árbol que caído sobre la vía que afectó a un tejado de una vivienda sin que causara daños personales.

Asimismo, hubo desprendimientos de una fachada del antiguo convento de los Jesuitas en A Guarda. También en esta localidad, los Bomberos del GES retiraron un gran árbol en la zona del puntal, en la desembocadura del río Miño.

El fuerte oleaje ha despertado gran expectación en el Rompeolas de Baiona. Son numerosos los curiosos que cámara en mano están sacando fotos al espectacular mar embravecido.

Predicción sábado:

El sábado Galicia continuará con influencia de vientos de componente norte, que dejarán una atmósfera inestable. Así, tendremos un día de cielos parcialmente nublados con chubascos más frecuentes e intensos en la mitad norte, localmente acompañados de sarabia.

La cota de nieve se situará en los 600 metros, subiendo progresivamente a los 800-900 metros a lo largo del día. Las temperaturas mínimas descienden ligeramente, mientras que las máximas quedarán sin cambios significativos. El viento soplará del noroeste, siendo fuerte en el litoral.