Huelga indefinida en BorgWarner por la instalación de cámaras de vídeovigilancia en los puestos de trabajo
BANDALLO // Operarios esta mañana en la entrada de la factoría BorgWarner

Cuatro cámaras de vídeovigilancia instaladas por la empresa en los cuatro hornos de la factoría BorgWarner del polígono industrial de Vincios, han sido el detonante para que unos 600 operarios comiencen hoy una huelga indefinida en presión para que la dirección retire las cámaras.

Al parecer, en el mes de abril la empresa instaló una cámara de pruebas sin previo aviso y el 4 de septiembre, en un comunicado interno por parte de la dirección, notificó a los trabajadores de la instalación de cuatro cámaras de videovigilancia que comenzarían a grabar a partir del 20 de septiembre. En un principio las cámaras serían para seguridad y control de actividad laboral.

“Esta medida que plantea la empresa es totalmente desproporcionada ya que las cámaras no son un medio de seguridad, su cometido es de vigilar al operario y de intentar amedrantar a los trabajadores de la planta” explicó un miembro del comité de huelga. A la factoría sólo han accedido trabajadores de oficina que fueron abucheados y aplaudidos a su entrada.

BorgWarner se dedica a la producción de intercambiadores para le reducción de gases y CO2 para diferentes fabricantes del automóvil. Esta huelga podría afectar a las distintas fabricas que se abastecen de esta factoría instalada en el polígono industrial de Vincios. Entre ellas no está Citroën.

BANDALLO