GUARDIA CIVIL (Archico)

La Guardia Civil y el Servicio de Gardacostas, dependiente de la Consellería do Mar, se incautaron de 121 kilos de pescado en controles de realizados en carretareras de Tui y A Guarda.

Los controles se realizaron en el marco de una actuación conjunta realizada por el Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza) de la Guardia Civil de Tui con agentes del Servicio de Gardacostas, dependiente de la Consellería do Mar, de la Xunta de Galicia.

En la actuación de los agentes, que se centró fundamentalmente en la realización de sendos controles de carretera en el Puente Internacional de Tui y posteriormente en la carretera PO-552, en la localidad de A Guarda, se inspeccionaron tres vehículos que transportaban en total 121 kilos de pescado, de ellos: 40 kilos eran especies en veda y los 81 restantes sin ninguna documentación que pudiese justificar su legal procedencia.

El pescado fue requisado y entregado en un centro benéfico. Por su parte, los tres conductores fueron denunciados como supuestos autores de una infracción grave a la vigente Ley de Pesca de Galicia y se enfrentan a una sanción económica de hasta 60.000 euros.