BANDALLO // Dos barcos pesqueros de A Guarda en el puerto de Baiona

A lo largo de 2016, los profesionales de la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima efectuaron 5.693 actuaciones (15 al día), asistieron a 17.921 personas (49 al día) y ayudaron a 4.018 buques (11 diarios), según los datos facilitados esta mañana por el director general de Sasemar, el gallego Juan Luis Pedrosa, en la jornada “Evolución de la previsión meteorológica y su repercusión en la seguridad Marítima”, organizada por Orpagu en su sede de A Guarda.

El acto, celebrado con motivo del centenario del fallecimiento del Padre Baltasar Merino, contó también con la intervención del alcalde de la localidad, Antonio Lomba, del coordinador de MeteoGalicia, Juan Taboada, del delegado territorial en Galicia de Aemet, Francisco Infante, y del propio presidente de los Palangreros Guardeses, Joaquín Cadilla.

En su intervención, Juan Luis Pedrosa también indicó que en 2016 se asistieron a 464 pateras y fueron rescatadas 6.726 personas, al tiempo que se realizaron 472 actuaciones para la protección del medioambiente marino. En lo que respecta a las labores de vigilancia, se controlaron más de 149.000 buques en los dispositivos de separación de tráfico DTS desde los centros de coordinación de los que dispone la Sociedad adscrita a Fomento. En esta línea, los aviones de Sasemar dedicaron 900 horas de vigilancia de la protección del medioambiente marino.

Por meses, los de mayor actividad para la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima siguen siendo los de julio y agosto, “debido básicamente al aumento de la náutica de recreo”, señaló el alto cargo.

En lo que respecta a la evolución de los índices de siniestralidad, destacó que el 10% de las 5.000 actuaciones que atiende Salvamento Marítimo al año están relacionados con pesqueros. En este sentido, explicó que la tendencia del número de actuaciones con todo tipo de buques, va en aumento con incrementos anuales de hasta un 10%. Sin embargo, puntualizó, “en lo relativo a los pesqueros, el número de emergencias ha disminuido un 14% en los dos últimos años”.

Otro de los datos aportados por el director general de Sasemar fue el de número de personas asistidas. Así, anualmente atienden a una media de 1.300 personas en pesqueros, un 7% de la totalidad de los asistidos por Salvamento Marítimo.

El año más trágico, 2014

Por otra parte, indicó que 2014 fue el año más trágico para el sector pesquero, “pero desde entonces el número de personas asistidas y el número de fallecidos ha ido disminuyendo paulatinamente”, aseguró, al tiempo que señaló que el número de personas asistidas en pesqueros disminuyó un 11% en los dos últimos años (2015/2016).

Salvamento Marítimo coordina todas las emergencias en su zona SAR (Search & Rescue), que se extiende sobre una superficie marina de 1.500.000 km2, a través de sus propios medios, humanos y materiales, así como con la colaboración de otros pertenecientes a instituciones y organismos colaboradores.

Por su parte, Juan Taboada, coordinador de MeteoGalicia, se refirió en su conferencia al pasado, presente y futuro de la predicción meteorológica. Taboada señaló que el esquema actual de predicción se basa en el análisis de la situación atmosférica, a través de los datos obtenidos por estaciones, aviones y barcos, por el radar meteorológico, los radio sondeos y las imágenes de satélite. A partir de ahí se elabora la predicción del tiempo, con modelos sinópticos y modelos de área local.

En lo que respecta al futuro de la predicción meteorológica apuntó que se irá hacia sistemas expertos de predicción y subrayó que “los seres humanos somos buenos elaborando patrones y los ordenadores son buenos analizando datos”, por lo que apostó por la continuación de este modelo. Taboada concluyó señalando que “nuestro objetivo primordial es seguir salvando vidas”.

Por su parte, el delegado territorial en Galicia, de Aemet, Francico Infante, destacó la profesionalidad del más de un millar de personas que trabaja en lo para a Agencia Estatal de Meteorología y explicó las dos misiones prioritarias de la Agencia: “Salvaguardar la vida y las propiedades de las personas y contribuir al desarrollo sostenible de nuestra sociedad”.

Homenaje al Padre Baltasar Merino

Por último, y antes de descubrir una placa conmemorativa en el barómetro situado en el exterior de la iglesia del Convento de San Benito, el presidente de Orpagu, Joaquín Cadilla, presentó a los asistentes la reedición del “Estudio sobre las borrascas de la costa occidental de Galicia (1893), del Padre Baltasar Merino.

Este libro tuvo una gran trascendencia en su época puesto que se publicó un año después del suceso acontecido en 1892 en Povoa de Varzim, cuando una borrasca acabó con la vida de 105 personas, la totalidad de la flota de pescadores local. El Padre Baltasar Merino, profesor del colegio de A Guarda, científico refutado de la época, escribió en su “Estudio sobre las borrascas en la costa occidental de Galicia” sus observaciones, mediciones y anotaciones de presión, vientos y temperatura sobre el terreno entre los años 1881 y 1891.

A raíz de este trabajo y de un artículo escrito también por el Padre Merino sobre el trágico accidente y del que dieron cuenta los medios españoles y lusos, Portugal decidió instalar barómetros en todos los puertos. En España se tardó algo más pero, como indicó Joaquín Cadilla en su intervención, “el barómetro de A Guarda salvó muchas vidas”.

El presidente de Orpagu destacó también que los conocimientos sobre meteorología, su contacto con la comunidad científica internacional de la época y su afán de servicio público sitúan al Padre Baltasar Merino “como uno de los pioneros en lo que hoy vemos con toda naturalidad la previsión meteorológica”. Cadilla concluyó su intervención asegurando que “nosotros, los que hoy estamos aquí, somos los descendientes de los marineros que el Padre Merino tanto ayudó con sus investigaciones.