RUBENS // La Policía Local de Nigrán realizando un control de alcoholemia en la calle Torrente Ballester.

Sobre las 20:00 horas del pasado uno de mayo, la Policía Local de Nigrán observó en la zona de la Playa de Patos, Panxón, una motocicleta que circulaba de manera irregular, procediendo a identificar a su conductor.

El conductor, un hombre de mediana edad, en el momento de solicitarle la documentación, desprendía una halitosis alcohólica considerable, por lo que se realizan las pruebas correspondientes para determinar el grado de impregnación alcohólica.

El conductor informó que “tan sólo había bebido dos cervezas”, dando finalmente un resultado positivo de 1,27 mg/l en aire expirado, cinco veces por encima de lo legalmente establecido (0,25 mg/l) y superando el máximo permitido penalmente (0,60mg/l), motivo por el que se instruyeron diligencias judiciales, para dar conocimiento, sobre un presunto delito contra la seguridad vial, a la autoridad competente. Siendo inmovilizado y retirado el vehículo de la vía pública, por parte de la grúa municipal.