GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil identificó a cuatro jóvenes, todos ellos vecinos de A Guarda, como presuntos autores de las agresiones causadas a un policía local cuando intentaba disolver un botellón que se estaba realizando en la zona portuaria de la misma localidad. Se les atribuye también otro delito de daños por los desperfectos que sufrió el coche patrulla.

Los hechos sucedieron la madrugada del pasado día 5 de este mes cuando dos componentes de una patrulla de la Policía Local pretendían disolver un botellón en el puerto de A Guarda. Al proceder a la identificación de dos de los integrantes, se vieron cercados por la multitud y uno de los policías locales resultó herido después de recibir varios golpes. El agente, que todavía continúa de baja para el servicio, tuvo que recibir asistencia médica en el PAC de A Guarda.

Como consecuencia del altercado, también resultó afectado con daños de consideración el vehículo oficial de la Policía Local, al que le rompieron uno de los espejos retrovisores y el cristal de la luneta trasera, quedando inservible para el servicio durante los siete días que duró la reparación.

Las pesquisas realizadas por los efectivos del Equipo de Investigación de la Compañía de la Guardia Civil de Tui, que se hizo cargo de las investigaciones, concluyeron con la identificación los principales responsables de los incidentes. Se trata de cuatro jóvenes, en edades comprendidas entre los 20 y los 25 años, todos ellos vecinos de A Guarda, a los que se les notificó su condición de investigados como presuntos autores de los delitos de atentado contra un agente de la autoridad en el ejercicio de sus funciones y daños.

Las diligencias instruidas se entregaron en el Jugado de Instrucción de guardia de Tui, conde deberán comparecer los investigados cuando sean requeridos por la autoridad judicial.

FUENTE: GUARDIA CIVIL