Isaquías Queiroz y Suso Morlán entrenan con el Kayak Tudense

Isaquías Queiroz y Suso Morlán entrenan con el Kayak Tudense
CEDIDA // Imagen del entrenamiento en aguas del Río Miño.

Isaquías Queiroz, triple medallista olímpico, y el equipo brasileño de canoas, que dirige Suso Morlán, compartieron una jornada de entrenamiento con el Kayak Tudense.

Fue un día cargado de sensaciones para todos los que participaron en un sesión de poco más de una hora de duración. La entidad tudense puso a disposición de sus invitados todas sus instalaciones y barcos. Isaquías Queiroz se mostró “encantado” de poder trabajar en “nuevos lugares” y señaló que “es muy bueno venir a sitios como este para conocer también a mis rivales”. Esteban Alonso y Manuel Pedrares, entrenadores del Kayak Tudense, ejercieron de anfitriones. Ambos señalaron que “para nosotros es un orgullo que un equipo tan importante pueda estar con nosotros”.

Fieles a su cita, los canoistas se citaron en el pantalán pocos minutos después de las diez de la mañana. Antes, los palistas brasileños eligieron los barcos con los que realizarían el entrenamiento. Isaquías Queiroz apostó por uno que ya había utilizado David Cal. El brasileño, junto a sus compañeros y los componentes del Kayak Tudense, ya sabían que el club en el que estaban es el “mejor de España”, según la definición que les realizó Suso Morlán.

Tras explicarles diversas cuestiones técnicas sobre el trabajo que se realizaría, todos se pusieron a las órdenes de los entrenadores. Tras un periodo inicial de rodaje, los deportistas afrontaron varias series de esfuerzo. Manuel Garrido o David Durán, entre otros, les acompañaron en el entrenamiento. También estuvo presente José Luis Bouza, que acompañó a todo el grupo.

Isaquías Queiroz reconoció que “todavía no estoy en el mejor momento de forma. Pero no me preocupa. En el momento preciso sé que estaré bien”. Desveló que participará en la Copa del Mundo que se disputará en Hungría y también en el Mundial de la República Checa. Sobre esta última cita indicó que “voy a intentar ganar, pero lo veo complicado. Tengo adversarios muy fuertes y poderosos”.

Más a largo plazo el canoísta brasileño reconoció que “mi gran desafío es poder ganar una medalla de oro olímpica. Lucharé por eso en Tokio”. En Río de Janeiro logró dos de plata y una de bronce, algo que ningún deportista de su país había conquistado hasta este momento. Sobre Suso Morlán, su entrenador, indicó que “es el mejor del mundo. Sin él no hubiera logrado todo lo que tengo. Es increíble”.

Por su parte, Manuel Pedrares, entrenador del Kayak Tudense, manifestó que “es un orgullo poder compartir un entrenamiento con un equipo de élite como el brasileño”. Desveló que “hemos tratado de acogerlos de la mejor manera posible y creo que cumplimos con ese objetivo. Nos dijeron que se sintieron cómodos y eso para nosotros es muy importante”. El técnico también indicó que “siempre aprendemos algo de los mejores. Y el equipo brasileño es uno de los más importantes del mundo”. El Kayak Tudense se encuentra en plena fase de preparación para el Campeonato de España de invierno que se disputará en Sevilla dentro de menos de un mes.