KAYAK TUDENSE

El Kayak Tudense se proclamó subcampeón de España al verse superado por el Aranjuez en la clasificación final por puntos. El tercero fue el Náutico de Sevilla. Los madrileños confirmaron que eran los favoritos al triunfo. Este resultado rompe la hegemonía del equipo de Tui. Deja un registro histórico de doce victorias de forma consecutiva, algo que nadie ha logrado en el piragüismo español.

Daniel Durán logró la medalla de oro en C-1 sub-23 y Lara Feijóo la de plata en júnior y sub-17. Los palistas gallegos volvieron a brillar, sobre todo en la canoa. Tono Campos, Diego Romero y Noel Domínguez, todos ellos del Breogán de O Grove, ocuparon por ese orden las tres primeras posiciones. En el Campeonato de España de invierno disputado en Sevilla participaron más de cien clubes y se superó por primera vez en la historia la cifra de 700 deportistas. Es la primera cita importante de la temporada del piragüismo español.

La ambición del Kayak Tudense no tenía límites. Los 28 deportistas que desplazó a Sevilla trabajaron de forma intensa para conseguir un nuevo registro histórico con Esteban Alonso y Manuel Pedrares como entrenadores. Ganar la competición por decimotercera vez de forma continuada. Pero el Aranjuez demostró su potencial. Los madrileños lograron sumar 2.184 puntos. Los tudenses se quedaron en 2.071 puntos y el Náutico de Sevilla en 1.901puntos. Las diferencias entre los tres muestran la igualdad que se registró. Cada regata, de las nueve que formaban parte del programa, parecía un examen. Puntuaban los 24 mejores de cada una de ellas.

Los tudenses se marcharon con una medalla de oro, dos de plata y cuatro cuartos puestos en la modalidad individual. Esos registros también forman parte de la explicación de su puntuación. Daniel Durán fue el ganador en C-1 sub-23. Demostró su carácter y fortaleza. Superó con claridad a todos sus rivales en las regatas de 5.000 metros, la misma distancia que en todas las pruebas. Alberto Pedrero fue segundo. Lara Feijóó alcanzó un fantástico segundo puesto en las categorías júnior y sub-17.

En K-1 masculino el triunfo fue para Javier Hernánz, que mantuvo un intenso duelo con Francisco Cubelos e Íñigo Peña. El Kayak Tudense manejó sus opciones y logró una gran regularidad. Emilio Llamedo, uno de los más firmes candidatos a estar en el podio, pero terminó cuarto, Pedro Vázquez Llenín fue quinto, Roi Rodríguez finalizó sexto y Rubén Millán acabó décimo. Es decir, entre los diez primeros de la regata cuatro fueron del Kayak Tudense. En esta prueba destacó el enorme ‘atasco’ que se produjo pocos metros después de darse la salida. Se vieron implicadas varias embarcaciones que llegaron a chocar. Alugno de los favoritos se vio perjudicado.

Begoña Lazkano ganó en K-1 femenina. Tania Fernández, una de las incorporaciones del Kayak Tudense esta temporada, finalizó en el cuarto lugar. Se mantuvo en el grupo que lideró la prueba hasta los últimos metros, en los que se vio superada por sus rivales. Ana Varela finalizó en duodécima posición, un magnífico resultado tras regresar a la competición tras ser madre. Además, logró la medalla de oro en la prueba de veteranas en la que también participó. Carla Pérez Coya fue decimocuarta.

En la especialidad de canoas se dio un resultado poco habitual. Tono Campos, Diego Romero y Noel Domínguez ocuparon los tres primeros lugares por ese orden. Y los tres pertenecen al Breogán de O Gove. Dominaron los 5.000 metros y Manuel Garrido que resignarse con el cuarto lugar, aunque mantuvo mucho tiempo las opciones de mejorar ese resultado. José Luis Bouza fue decimocuarto.

En la categoría sub-23, Aarón Dieguéz se quedó muy cerca del podio en K-1. Su cuarto lugar confirmó su progresión y también la ambición por superar las dificultades. La regata fue dura y muy igualada con muchos palistas optando a la victoria final.

El Kayak Tudense regresa de Sevilla como subcampeón de España. Pero deja una marca para la historia. Las doce veces anteriores fue el campeón. El Aranjuez, que posee una gran cantidad de deportistas, amenazó durante mucho tiempo la hegemonía de los tudenses en las últimas temporadas. Se rompió en un campeonato que se caracterizó por el mal tiempo, con lluvia, viento y frío, aunque el domingo lució un tímido sol.

El Kayak Tudense inicia ahora otra etapa de su temporada. Trabajará para luchar por la Copa del Rey y de la Reina, mantiene sus opciones en la Liga de Pista Hernando Caleja, afrontará dos Copas de España y trabajará con varios de sus deportistas que buscarán desafíos en las pruebas internacionales.