La VIII 15K del Atlántico Banco Mediolanum, que se disputará el próximo domingo con salida en Oia y llegada en A Guarda con el paso por O Rosal, entra en una nueva dimensión y da un empujón más para el “regreso a la nueva normalidad deportiva”. “El deporte es salud”, coincidieron en afirmar todos los presentes en el acto de presentación de la prueba.

La VIII 15K Atlántico Banco Mediolanum, que se disputará el próximo domingo con salida en Oia y llegada en A Guarda con el paso por O Rosal, entra en una nueva dimensión y da un empujón más para el “regreso a la nueva normalidad deportiva”. “El deporte es salud”, coincidieron en afirmar todos los presentes en el acto de presentación de la prueba. Serán, como es habitual, 15 kilómetros de recorrido. Además, se ha organizado una ‘andaina’ en la que podrán participar 100 personas. Se donará un euro por cada inscrito para la Asociación Bicos de Papel, a través del proyecto solidario de Banco Mediolanum. Además, se ha abierto un reto solidario en la plataforma Mi Grano de Arena para sumar más donaciones.

Serán 600 los participantes y todavía queda alguna plaza libre. La salida será a las 11 de la mañana y el protocolo sanitario que se aplicará será el de espaciar las salidas. Se realizarán en grupos y con un intervalo de 30 segundos entre ellos. Serafín Martínez, director deportivo de la prueba, señaló que “esta carrera está consolidada y eso es muy importante. Llegar a la octava edición no es fácil y es vital el apoyo que recibimos, tanto de los deportistas como de los patrocinadores”. También desveló que el recorrido tradicional sufrirá una ligera modificación en el tramo inicial.

Las instituciones públicas también han apostado por la 15K Atlántico Banco Mediolanum, tal y como hicieron desde la primera edición. Cristina Correa, alcaldesa de Oia, resaltó que “la salida será en un escenario único: un monasterio al lado del mar. Esto ya convierte la prueba en muy especial para nosotros”. Por su parte, Anxela Fernández, alcaldesa de O Rosal, insistió que “esta prueba es una gran experiencia deportiva con una zona con parte de costa”. Por su parte, Antonio Lomba, alcalde de A Guarda, insistió en que “es un día para disfrutar y es un nuevo paso más para el regreso a la normalidad”.

Ivonne Pousa, manager territorial de la zona norte de Banco Mediolanum, recordó el inicio de la prueba, cuando se realizó un gran esfuerzo para sacarla adelante: “Fue un esfuerzo muy importante, pero mereció mucho la pena. La filosofía se mantiene vigente y además se ha podido trasladar a otras competiciones similares en otros lugares de Galicia”. En esta edición, a través del proyecto solidario Mediolanum Aproxima, se colaborará con Bicos de Papel, asociación que ayuda a los niños oncológicos con el fin de apoyarles y ayudarles en su reinserción escolar.  Además, la Delegación de la Fundación Mediolanum duplicará las donaciones conseguidas, entre 2.000€ y 5.000€.

La VIII Atlántico Banco Mediolanum, que cuenta con el apoyo de los ayuntamientos por los que transcurre la prueba, Xunta de Galicia, Diputación de Pontevedra y Froiz, también tiene como uno de sus objetivos la promoción del Camiño Portugués pola Costa, un gran atractivo turístico. Los 600 atletas harán el recorrido por espectaculares escenarios en un prueba ya considerada como emblemática.

Serán 600 los participantes y todavía queda alguna plaza libre. La salida será a las 11 de la mañana y el protocolo sanitario que se aplicará será el de espaciar las salidas. Se realizarán en grupos y con un intervalo de 30 segundos entre ellos. Serafín Martínez, director deportivo de la prueba, señaló que “esta carrera está consolidada y eso es muy importante. Llegar a la octava edición no es fácil y es vital el apoyo que recibimos, tanto de los deportistas como de los patrocinadores”. También desveló que el recorrido tradicional sufrirá una ligera modificación en el tramo inicial.

Las instituciones públicas también han apostado por la 15K Atlántico Banco Mediolanum, tal y como hicieron desde la primera edición. Cristina Correa, alcaldesa de Oia, resaltó que “la salida será en un escenario único: un monasterio al lado del mar. Esto ya convierte la prueba en muy especial para nosotros”. Por su parte, Anxela Fernández, alcaldesa de O Rosal, insistió que “esta prueba es una gran experiencia deportiva con una zona con parte de costa”. Por su parte, Antonio Lomba, alcalde de A Guarda, insistió en que “es un día para disfrutar y es un nuevo paso más para el regreso a la normalidad”.

Ivonne Pousa, manager territorial de la zona norte de Banco Mediolanum, recordó el inicio de la prueba, cuando se realizó un gran esfuerzo para sacarla adelante: “Fue un esfuerzo muy importante, pero mereció mucho la pena. La filosofía se mantiene vigente y además se ha podido trasladar a otras competiciones similares en otros lugares de Galicia”. En esta edición, a través del proyecto solidario Mediolanum Aproxima, se colaborará con Bicos de Papel, asociación que ayuda a los niños oncológicos con el fin de apoyarles y ayudarles en su reinserción escolar.  Además, la Delegación de la Fundación Mediolanum duplicará las donaciones conseguidas, entre 2.000€ y 5.000€.

La VIII Atlántico Banco Mediolanum, que cuenta con el apoyo de los ayuntamientos por los que transcurre la prueba, Xunta de Galicia, Diputación de Pontevedra y Froiz, también tiene como uno de sus objetivos la promoción del Camiño Portugués pola Costa, un gran atractivo turístico. Los 600 atletas harán el recorrido por espectaculares escenarios en una prueba ya considerada como emblemática.