La Biblioteca Pública Municipal de A Guarda logró recaudar cerca de 50 kg de alimentos en la iniciativa «Biblioteca Solidaria», gracias a la participación de medio centenar de personas que se acercó al espacio de ocio y lectura para escoger un libro descatalogado a cambio de aportar una unidad de alimentos no perecederos.

La concejal de Cultura, Elena Baz, acudió ayer a la Biblioteca para hacer entrega de las donaciones a las asociaciones San Vicente de Paúl y Conrazones.

Lentejas, garbanzos, pasta, arroz y harina, además de conservas variadas, judías, aceite y dulces de Navidad, fueron los alimentos recaudados en la iniciativa solidaria, con el objetivo de que estos se dirijan a las familias que más lo necesiten de A Guarda y su entorno.

La campaña, que se llevó a cabo con motivo del Día de la Biblioteca, se celebró entre el 24 de octubre y el 18 de diciembre, con el objetivo de fomentar la lectura y la solidaridad con los sectores más desfavorecidos de la sociedad.