La ANPA del CEIP de Mallón reclama un conserje permanente para el centro
CEIP Mallón, archivo

La falta de un conserje en el CEIP de Mallón obligó a la Asociación de Nais e Pais de Alumnos (ANPA), con el apoyo de la dirección del centro, a movilizarse para solicitar al Concello la inmediata incorporación de un bedel permanente para que se encargue del control de acceso, seguridad, mantenimiento, etc. del centro escolar.

Este tipo de personal los contrata el Concello a través del “DepoIntegra” de la Diputación de Pontevedra. “El problema es que el contrato para estos trabajadores es de marzo a noviembre, con lo que el resto de los meses no tenemos conserje”, apuntan desde la ANPA. Además, indican que “en los meses de verano en el que el centro educativo está cerrado, éste operario es trasladado a otros puestos y funciones diferentes”. No entienden como otros centros de la zona tienen en nómina a un conserje todo el año, y el mismo bedel en años sucesivos, “y en el nuestro no”.

También señalan que han tenido dos casos muy graves consecutivos, “con quejas al alcalde”, de personas contratadas que “por su perfil no deberían estar en el colegio tratando con niños”. Uno de ellos, aseguran, no tenía los conocimientos básicos para poder desempeñar sus funciones y, después de cometer una falta muy grave, fue expulsado inmediatamente del centro.

Tras la adjudicación por un mes de un nuevo conserje, éste estaba cumpliendo una pena que se le había impuesto. “Este dato no lo conoció la dirección del centro ni la ANPA hasta superado el período por el que se contrató, por lo que el Concello, su departamento de selección y el propio alcalde, estaban pasando por alto la normativa que exige que todo el personal que trabaja en un centro educativo tiene que tener un informe de penales libre de cargas”, afirman. “Con todo ello, ponemos en duda la fiabilidad del sistema de selección de personal para los centros escolares.

Ante la falta de un conserje, la seguridad constante sobre el alumnado recae en los equipos directivos, que ejercen esta labor “por pura responsabilidad hacia los menores y sus familias, ya que no les corresponde este cometido”, aseveran.

A pesar de que el Concello anunció la contratación de un conserje para el centro, desde el ANPA aseguran que llevan desde el 18 de diciembre si este personal. “Como no hay bedel no se cierran las puertas y entra todo el mundo sin ningún control, por lo que reclamamos la incorporación urgente de un conserje por la seguridad de los niños”, finalizan.