La batalla del Guardés: volver a conquistar el título
FOTO MECALIA

El Mecalia Atlético Guardés, actual subcampeón de la Liga Guerreras Iberdrola, vuelve mañana a la competición oficial con un objetivo claro en el horizonte: volver a conquistar el título de campeón alzado en la temporada 2016/2017 y que la pasada campaña se adjudicó el Super Amara Bera Bera en un emocionante -y amargo- desenlace para las gallegas.

Con seis semanas de intenso trabajo en el cuerpo y seis test de nivel -con un balance positivo de cinco victorias y una derrota en el Summer BAG Experience ante el Bera Bera (21-28)—, el Guardés afronta mañana en su casa la primera prueba de fuego. Los nervios estarán presentes en una plantilla renovada -siete bajas y seis altas- que se estrenará delante de su afición recibiendo a un cambiado CH Canyamelar Valencia (20 horas, Televisión de Galicia 2).

Esta semana, el grupo ha adaptado el horario a la que será la rutina de trabajo de la temporada (cinco tardes de trabajo y las mañanas de martes y jueves), con menos carga para que poco a poco “se vayan encontrando más frescas”, apunta Prades.

Por el momento, el trabajo y desempeño del grupo parece estar cumpliendo las expectativas del entrenador, aunque apunta que todavía hay “mucho margen de mejora”. “Marta, Carmen y Paulina son jugadoras muy importantes dentro de nuestro esquema de juego, se han incorporado más tarde y nos ha faltado tiempo para las pruebas”, señala el entrenador del Guardés antes de apuntar casi con alivio que “todos los equipos estarán igual, hasta la jornada cuarta o quinta no veremos a las plantillas realmente conjuntadas”.

El duelo de mañana dará el pistoletazo de salida a unas semanas maratonianas para el conjunto del Baixo Miño. Tras estrenarse en la Liga Guerreras Iberdrola, el miércoles se jugará la segunda jornada en tierras vascas ante el Hotel Gran Bilbao-Prosetecnisa Zuazo (20 h, Lasesarre) para recibir sin casi descanso al Youth Union Athienou de Chipre en la eliminatoria a ida y vuelta de la primera ronda de la EHF Cup (15 y 16 de septiembre a las 20 horas en A Sangriña). El último partido del mes llega con uno de los duelos estrella de la temporada, ya que visita A Guarda el Super Amara Bera Bera (sábado 22, 18 horas, Teledeporte).

La convocatoria guardesa para el primer partido está integrada por las porteras Estela Carrera y Meriem Ezbida, las extremos Lorena Pérez, Sara Bravo y Rosario Urban, las primeras líneas Anthía Espiñeira, Estela Doiro, Marta Méndez, Carmen Campos, Paulina Pérez y Alesia Kurchankova; y las pivotes África Sempere, Carla Gómez y Sarah Valero.

La única baja será la de Naiara Egozkue, quien se encuentra esperando valoración médica. Ante esta ausencia, Prades ha destacado el papel que está tomando la otra extremo izquierdo del grupo: Lorena Pérez. “Está asumiendo bien estar ella sola, siendo muy solvente ante esta circunstancia”, afirma, antes de reconocer además que “todas están trabajando muy bien”.

Por su parte, a A Sangriña llegará un HC Canyamelar Valencia casi irreconocible con respecto a la pasada campaña -han realizado diez incorporaciones además de hacer relevo en el banquillo-. Las valencianas, que nunca han sigo capaces de ganar al Guardés en su casa y solo sumaron como locales dos puntos en la 13/14, conservan en sus filas a una de las jugadoras más queridas por la afición local: Laura Morais.

La seleccionadora de las Guerreras ‘B’ Susana Pareja se pone al frente de un grupo que ha dado la bienvenida a Ana Marín, Martina Mazza, Patricia Cañavera, Patricia Cabello, Blayre Maelys, Allison Pérez, Patricia Descalzo, Marleen Kadenbach, Helena Martín y Zsuzsanna Egeresi. En el listado de bajas -que ascienden a siete-, además del entrenador Vicent Nogués, destaca la marcha de dos de sus máximas artilleras: Nitsan Dunay y Sara Bravo.

Precisamente, la extremo derecho Sara Bravo es una de las seis incorporaciones realizadas por el Mecalia este verano. La valenciana cuenta que su adaptación al equipo “ha sido buena, a pesar de que soy una persona a la que le cuestan un poquito las nuevas situaciones”. La extremo, que se ha mostrado muy efectiva esta pretemporada, señala el buen clima que se respira en el vestuario y que ha ayudado en su llegada a A Guarda: “Tanto las compañeras como el entrenador han creado un ambiente en el que me noto muy cómoda. Además, en la pista estoy muy contenta por poder cumplir con las exigencias, ya que no estaba acostumbrada a las dobles sesiones y al cansancio que ello conlleva”.

Por delante, un reto triple con la Liga, la EHF Cup y la Copa de la Reina para el que Bravo ve al equipo “con muchas ganas e ilusión, también muy unido y que se va compenetrando poco a poco”. La “primera batalla”, como se refiere la extremo al choque de mañana contra el Canyamelar, tendrá un carácter muy especial para la joven: “Nos enfrentamos a mi equipo de toda la vida, que ha sufrido bajas muy importantes pero que recupera a un pilar muy importante como Susana Pareja”. La extremo no se fía de “un equipo joven y con ganas” y espera “un partido muy luchado” ya que todos los equipos quieren empezar la Liga “con buenas sensaciones y sumando”.

Info: Nuria Lago Rodríguez