ALFREDO // Presentación esta mañana en el Concello de Oia del proyecto de remodelación del carril bici

La conselleira de Infraestructuras y Vivienda, Ethel Vázquez Mourelle, avanzó esta mañana en Oia que la Xunta iniciará a finales de verano las obras de refuerzo de la seguridad viaria y de reforma del carril bici de la carretera entre Vigo, Baiona, Oia y A Guarda (PO-552), a las que destinará 800.000 euros.

La conselleira destacó que este proyecto fue redactado por los especialistas de la Agencia Gallega de Infraestructuras y en su elaboración se recogieron las demandas de los alcaldes de las zonas por donde transcurre el carril bici, Baiona, Oia, O Rosal y A Guarda, de la Federación Gallega de Ciclismo y de diversos expertos en seguridad viaria, entre ellos la Dirección General de Tráfico.

En su intervención, la conselleira resaltó que el proyecto prevé sustituir los actuales separadores de hormigón presentes en esta vía, desde el kilómetro 21 hasta el kilómetro 46, por otros de goma de 15 centímetros rebasables, que amplían el espacio a lo que puede recurrir el ciclista deportivo en caso de necesidad.

Además, se dotará esta carretera de arcenes más anchos, de 1,5 a 2 metros, en las que será posible la práctica del ciclismo deportivo a 35 km/h mientras que el carril bici se estrechará y quedará convertido en una senda mixta de 2,1 metros de utilidad tanto para peatones como para ciclistas turísticos con velocidad máxima de 10 km/h.

Por último, se intensificarán la señalización en las calles y arcenes para concienciar y sensibilizar a todos los usuarios sobre la importancia de respetar a todos los usuarios de las carreteras.

El inicio de las actuaciones está previsto para finales del verano una vez se reduzca la congestión de tráfico de la zona por causa del turismo y contarán con un presupuesto de 800.000 euros por parte del Gobierno Gallego. De esta forma, se podrá finalizar por completo la senda el inicio del próximo año.

BANDALLO // Los separadores de hormigón serán sustituidos por otros de goma de 15 centímetros rebasables
BANDALLO // Los separadores de hormigón serán sustituidos por otros de goma de 15 centímetros rebasables