ALFREDO // Las obras en la Avenida de O Val Miñor

Después de años estancado, el sector de la construcción se reactiva en el Concello de Nigrán. La promotora, Galiñeiro S.L., ha comenzado la construcción de una urbanización de 50 viviendas en la Avenida de O Val Miñor, tras demoler las antiguas construcciones existentes en la propiedad.

Pero la empresa constructora se ha encontrado con un problema inesperado. Patrimonio ha paralizado la obra debido a la existencia de un hórreo dentro de la finca. La Ley de Patrimonio Cultural de Galicia protege este tipo de elementos por su interés etnográfico.

Así, las obras se encuentran paralizadas mientras no se resuelva el valor patrimonial del granero. Hay un informe arqueológico donde se asegura que este elemento no tiene ningún valor, por lo que se espera que la Xunta autorice la reanudación de los trabajos lo antes posible y así la promotora pueda concluir las obras y entregar los pisos en los tiempos establecidos.

Con la nueva urbanización, Nigrán ampliará la oferta de viviendas tan necesaria en un municipio que ha crecido con el desarrollo del polígono industrial de Porto do Molle. Los trabajadores de las empresas allí ubicadas demandan una vivienda cercana al trabajo.

Gracias a esta nueva construcción, el vecindario podrá disfrutar de una gran zona de ocio junto al centro urbano, ya que la zona verde de cesión obligatoria servirá para la ampliación del parque del maestro José Vázquez Grela.

Asimismo, la ejecución de la urbanización ha puesto de manifiesto que el sector del ladrillo está saliendo de la crisis en Nigrán. El departamento de Urbanismo ha incrementado durante el último año la concesión de licencias de viviendas unifamiliares.