Los peregrinos a su paso por Pedornes (Oia)

Auxiliar y proteger al peregrino es la principal misión de la Guardia Civil en el Camino de Santiago. Esta mañana, agentes de la OMAP (Oficina Móvil de Atención al Peregrino) tuvieron el honor de poder acompañar, desde Oia a Baiona, a los integrantes de ASDEGAL, una asociación con interés social y sin ánimo de lucro, de atención a personas que se encuentran en situación de necesidad por diferentes motivos.

Atención cercana

La finalidad de la OMAP es la atención de forma cercana al peregrino que, durante su estancia en el Camino, requiera una asistencia personalizada a través de un equipo especializado de la Guardia Civil y, en los casos que se considere necesario, de forma conjunta con efectivos de cuerpos policiales extranjeros.

Entre el 1 de junio y el 31 de agosto la Guardia Civil movilizará a un total de 11.000 agentes (1.500 en Galicia), distribuidos por 4.000 kilómetros de rutas jacobeas que pasan por once comunidades españolas.