La Guardia Civil detiene a un vecino de Mos por supuestos abusos sexuales a una menor de 14 años
CEDIDA // Guardia Civil.

La Guardia Civil procedió a la detención de un vecino del municipio de Mos, al ser denunciado por tener relaciones sexuales con una menor de 14 años. 

El arresto de esta persona se produjo a raíz de una denuncia presentada por el padre de la menor en la que se ponía de manifiesto una evidente relación sentimental, aparentemente consentida, entre el arrestado, de 38 años de edad, y su hija de 14 años.

La información aportada en la denuncia y la investigación llevada a cabo por efectivos de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Pontevedra, fue determinante para concluir que esta persona, consciente de la edad de la joven, podría haber mantenido relaciones sexuales con la menor, como así se evidencia en algunas de las pruebas video-gráficas obtenidas en la vía pública en el interior del vehículo que conduce habitualmente el detenido.

En consecuencia, teniendo en cuenta que la última reforma del Código Penal modificó la edad de consentimiento sexual en España al pasar de los 13 a los 16 años, se procedió a la detención del varón como supuesto autor de un delito de abuso sexual a una menor, castigado con la pena de prisión de dos a seis años.

A raíz de la detención se procedió al registro de su domicilio en el municipio de Mos, donde la Guardia Civil se incautó de material informático (un ordenador, un disco duro externo, diez DVD´s, dos dispositivos USB de almacenamiento y una video consola), todo ello pendiente de analizar, en busca de otras pruebas indiciarias que evidencien una supuesta actitud pedófila del detenido.

Teniendo en cuenta que la persona arrestada es el entrenador de los equipos de fútbol en los que jugaba la menor, la Guardia Civil abrió una línea de investigación para concretar si se dio cumplimiento a la normativa vigente que obliga a las personas que realizan cualquier actividad que conlleve contacto habitual con menores, a presentar un certificado del Registro Central de Delincuentes Sexuales, regulado por el Real Decreto 1110/2015, de 11 de diciembre, dado que esta persona ya había sido detenida en dos ocasiones anteriores por hechos similares.

El mes de enero de 2010, siendo entrenador de un equipo de fútbol sala femenino, fue detenido por agresión sexual sobre una de sus jugadoras, también menor de edad y el mes de febrero del año 2011 fue detenido nuevamente por el mismo hecho delictivo, por otra supuesta agresión sexual a una joven, menor de edad, a la que también entrenaba.

El detenido, junto con el material intervenido en el registro de su domicilio, fue puesto hoy a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Vigo, que entiende del caso.