GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil investiga la aparición en Gondomar de varias trampas con clavos, de las que suelen utilizarse como medida disuasoria para impedir el tránsito de vehículos por el monte, fundamentalmente bicicletas y motos.

A raíz de una alerta ciudadana, la Patrulla del Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza) de O Porriño pudo localizar tres de estas trampas en un monte de la parroquia de Vincios, en el término municipal de Gondomar.

Se trata de tres artilugios metálicos provistos de clavos, con dos vástagos por su parte inferior para facilitar y asegurar su anclaje y sujeción en el terreno. Los tres estaban colocados y disimulados con maleza sobre el sendero que discurre por un terreno forestal que, aunque está cercado, tiene un acceso practicable.

Los tres objetos fueron retirados por el Seprona. Al mismo tiempo se inicia una investigación para conocer las circunstancias, la supuesta intencionalidad en la colocación de estas trampas y la identidad del presunto autor, todo ello con el objeto de dirimir posibles responsabilidades penales por el peligroso riesgo potencial que suponen estos hechos para la integridad física de las personas que pueden transitar por este camino.

GUARDIA CIVIL