ALFREDO

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, avanzó hoy las nuevas medidas acordadas por el comité clínico de expertos sanitarios, entre las que destacó las relacionadas con los horarios y aforos de la hostelería, así como a las relacionadas con las reuniones de no convivientes.

Después de precisar que, todas las decisiones acordadas por el comité clínico estarán en vigor a partir de este viernes 19 de marzo y serán revisadas antes de los festivos de Semana Santa, Feijóo aseveró que la prudencia seguirá guiando el proceso de apertura.

De este modo, destacó que, en los municipios con mayor riesgo -con una incidencia acumulada a 14 días por encima de 500 casos-, se mantienen las restricciones hasta ahora vigentes, es decir: la hostelería seguirá cerrada; no podrá haber reuniones de no convivientes en ningún ámbito; y, salvo excepciones justificadas, no se permitirá la movilidad fuera de estos ayuntamientos, que sí esta permitida en los niveles restantes.

Hace falta destacar que, ahora mismo, sólo tres ayuntamientos se encuentran en este nivel de máxima restricción: Vilardevós, Paradela y Maside.

En lo que respecta al segundo nivel -aquellos ayuntamientos con una incidencia a 14 días entre 250 y 500-, Feijóo precisó que en él se encuentran un total de seis municipios: Sobrado, Boborás, A Mezquita, Pontecesures, Neda y Arteixo, en los que se mantiene el criterio de que la hostelería solo puede abrir terrazas, con el mismo aforo del 50% de ocupación máxima, pero con un horario ampliado hasta las 21 horas, frente al límite de las 18 horas que había hasta la actualidad.

Para los ayuntamientos del tercer nivel -con una incidencia a 14 días entre 150 y 250-, en el que se encuentran, en este momento 14 municipios -Boimorto, A Coruña, Culleredo, Mugardos, Ponteceso, Valdoviño, Bergondo, Laxe, Chantada, Guitiriz, Pantón, Sober, Soutomaior y Coles-, en los que reside el 12,4% de la población: en la hostelería se mantiene el aforo del 30% en el interior y del 50 % en las terrazas; y el horario límite de cierre también pasa de las 18 h a las 21 h.

Finalmente, en los 290 de los ayuntamientos restantes, en los que se incluye los del Val Miñor y Baixo Miño, en los que la incidencia es inferior a 150 casos por 100.000 habitantes, en los últimos 14 días, y donde reside el 85,6% de la población: se amplía el aforo de la hostelería del 30 al 50% en el interior; en las terrazas sube el aforo del 50 al 75%; y el horario límite de cierre pasa de las 18 a las 21 horas.

Asimismo, Feijóo aseguró que, en consonancia con la revisión hecha, otras actividades tendrán también una actualización en los aforos, que en ningún caso superarán el 50%. “Me estoy refiriendo a instalaciones deportivas, centros culturales o lugares de culto”, precisó.

Por otra parte, y siguiendo los deberes y recomendaciones acordados a nivel estatal en el Consejo Interterterritorial de Salud, Feijóo destacó que Galicia continuará cerrada perimetralmente, de tal manera que sólo se permitirá entrar y salir de la comunidad en las excepciones establecidas.

El toque de queda permanecerá en las 22 horas y las reuniones estarán limitadas a seis personas en el exterior y a cuatro en el interior, estando prohibidas las reuniones de no convivientes en los domicilios.

El presidente de la Xunta concluyó mandando un mensaje de prudencia y agradeciendo, una vez más, el esfuerzo que están haciendo todos los gallegos. “Tenemos que seguir actuando con sentidiño, dando pasos adelante en la apertura de manera gradual, prudente y comedida”, dijo, con la previsión de, a finales de mes, analizar de nuevo la situación para, a la vista de la evolución de la pandemia, seguir adoptando decisiones.