La oficina de turismo de Oia, situada en el barrio histórico del Arrabal, inicia su actividad este fin de semana, prestando servicio durante la temporada de verano. Estará abierta de martes a domingo para dar información y asesoramiento a visitantes, peregrinos y personas interesadas en los atractivos turísticos, patrimoniales y paisajísticos del municipio y su entorno, así como la oferta cultural y de ocio.

El servicio estará activo desde el domingo 19 de junio hasta el día 18 de septiembre, atendido por una técnica de turismo. El horario de apertura será el siguiente:

  • Lunes: día de cierre.
  • Martes: de 10.00 a 15.00 horas.
  • De miércoles a domingo: de 10.00 a 18.00 horas.

En 2022 el Concelllo de Oia asume el servicio de información turística contando con una ayuda de la Diputación de Pontevedra qué cubre el 66,75% del coste total de la contratación del servicio (5.340 euros concedidos al amparo de las subvenciones destinadas a la financiación de los costes y dotación de personal para la realización de tareas de información en oficinas de turismo adheridas a la Red de Oficinas de Turismo Info Rías Baixas durante el año 2022).

Además de estar adherida a la red de Oficinas de Turismo Rías Baixas (Diputación de Pontevedra) la oficina oiense cuenta con certificado Compromiso de Calidad Turística del SICTED, promovido por la Secretaría de Estado de Turismo.

Previsiones 2022

Después de que el año pasado las cifras de visitantes en Oia mostraran una tendencia a la recuperación del impacto de la COVID-19 en el sector, este año las previsiones generales son optimistas en el sector turístico.

En la temporada de verano de 2021, un total de 4.846 personas pasaron por la oficina de turismo de Oia. Estas cifras, alcanzadas en el segundo año de pandemia de COVID-19, supusieron un aumento próximo al 45% sobre los datos del año anterior, cuando se registraron un total de 3.348 visitas.

De las 4.846 visitas contabilizadas el pasado año, 2.850 se correspondieron con turistas y 1.996 con peregrinos. En cuanto a estos últimos, fueron los que registraron el incremento más salientable, puesto que duplicaron las cifras alcanzadas en verano de 2021 (856 peregrinos).