La Diputación de Pontevedra finalizará la próxima semana la consolidación de la ladera del monte qué linda con la carretera provincial EP-2102 en el lugar de Camos en Nigrán.

Según explicó el diputado de Movilidad Uxío Benítez, el nuevo talud retranqueado permitirá disponer de manera inmediata de una franja de seguridad de diez metros entre la ladera y la carretera, de manera que las aguas de escorrentía y las rocas arrastradas desde Chandebrito no caigan directamente en la vía, permitiendo un tránsito rodado seguro.

Los trabajos de la Diputación en Nigrán se iniciaron por vía de urgencia después del temporal ‘Ana’ y pretendían, en un primero momento, canalizar las aguas que no filtraban en el monte quemado e inundaban dos viviendas del barrio Dos Piñeiros tras pasar la carretera provincial. La intención era crear un nuevo colector y una zanja revestida con un coste estimado de 6.000 euros.

Sin embargo, a medida que se desarrollaban las obras, los técnicos del departamento de Movilidad (responsable de la red viaria de la Diputación) comprobaron que la situación era mucho más compleja, ya que la continua bajada de agua y piedra por la mala situación del monte quemado también estaba desestabilizando la ladera, con importante riesgo de caída en la carretera provincial.

Constatada la importancia de la situación, se inició un nuevo expediente vía urgencia valorado en 30.000 euros para dar solución al incidente. El objetivo del nuevo contrato consiste en retranquear la ladera del monte, retirando los árboles y rocas existentes en el borde y neutralizarla en un nuevo talud estable sin peligro de caída, permitiendo también una franja de seguridad para la plataforma viaria.

Estos trabajos finalizarán, según los técnicos provinciales, la próxima semana. Será entonces cuando los técnicos valorarán la conveniencia de construir un muro de contención.