La Concejalía de Educación del Concello de Baiona ofertó el pasado fin de semana un taller gratuito de lectura asistida con perros para niños de entre 5 y 9 años de edad que fue todo un éxito. Así se lo hicieron constar a la Concejala de Educación los progenitores de los pequeños que se mostraron muy contentos con el desarrollo de la actividad.

Cada vez son más conocidos los beneficios de la terapia asistida con animales, una modalidad de tratamiento terapéutico en el que un animal que cumple determinados criterios forma parte integral del proceso. Concretamente el propósito del “taller de lectura asistida con perros”, organizado en Baiona, ha sido fomentar y mejorar la comprensión lectora, vocalización, atención, concentración, seguridad y autoestima de los pequeños.

Este tipo de terapia cada vez cuenta con más adepto y tiene demostrada su eficacia. La también conocida como zooterapia se puede llevar a cabo prácticamente con todos los animales de compañía, pero los más utilizados son los perros y los cánidos fueron los auténticos protagonistas en la actividad de Baiona.

El grupo de niños pudieron experimentar esta novedosa terapia en primera persona. Los pequeños se sintieron muy cómodos durante la lectura asistida con perros, ya que se sintieron libres, leyendo en voz alta delante del resto de participantes y de los animales. La clave radicó en que los niños no se vieron juzgados, sino que se percibieron que leían para el perro, que les escuchaba y cuando algunos de los cánidos no entendió algo esté les hacía una señal, apoyando su cabeza en sus piernas o levantando una pata, por ello quien estuviese leyendo en ese momento se esforzó en hacerlo bien.

Se estableció un vínculo entre los niños y los animales. Sentados en círculo, cada niño leyó durante 5 minutos un extracto de un cuento y se fueron alternando. El taller finalizó con una tarea cognitiva relacionada con lo que se leyó, en la que también participaron los perros.

Dos Golden Retriever, y una perra Labradora «que relajaron mucho a los niños», fueron los atentos oyentes de los pequeños. Se trata de animales especializados en este tipo de terapias muy provechosas para el aprendizaje de los menores.

El objetivo ha sido que los niños mejoren sus habilidades de comunicación, mejorar su comprensión lectora, vocalización, atención, concentración, seguridad y autoestima. Así como, dar a conocer este innovador método. La concejala insiste en que «además de todas las mejoras en aspectos concretos, los pequeños aprendieron a compartir y a socializar».