FOTO BANDALLO

La Consellería de Infraestructuras y Movilidad adjudicó por cerca de 1,5 millones de euros la ejecución de las obras de renovación integral de la carretera autonómica PO-552 y de un trecho de la PO-325, a su paso por los Concellos de Oia, A Guarda, O Rosal, Vigo, Nigrán y Baiona.

Las obras fueron adjudicadas a la Unión temporal de empresas Civis Global SLU – Narom SL y cuentan con un plazo de ejecución de 4 meses. Su inicio está previsto para este mismo verano.

De este modo, se acondicionará el firme en toda la longitud de la PO-552, en 30,4 kilómetros. Se diseñó una actuación diferenciada según el estado de la rodadura en las diferentes zonas, que beneficiará principalmente al Concello de Oia, ya que se renovará su senda peatonal.

Además, este contrato incluye una renovación del carril-bici, que se pintará de nuevo en el trecho entre Baiona y A Guarda. También se demolerán los trechos de acera en mal estado para su reconstrucción.