Baiona tiene garantizado el suministro de agua para los próximos meses
ALFREDO // Embalse de Baíña.

La conselleira de Infraestruturas e Movilidade, Ethel Vázquez informó hoy de la declaración del estado de prealerta por sequía en la Demarcación Hidrográfica Galicia-Costa con el fin de intensificar el seguimiento de la situación, estando garantizado el abastecimiento de agua a la población. (El embalse de Baíña está al 93,56%).

La conselleira de Infraestruturas e Movilidade y la directora de Augas de Galicia, Teresa Gutiérrez, comparecieron hoy en rueda de prensa para dar cuenta de la situación actual de los sistemas de abastecimiento de agua en la cuenca de competencia de la Xunta e informar, en tiempo real, de la activación de la declaración del estado de prealerta por sequía en 12 de los 19 sistemas de abastecimiento de la Demarcación.

En concreto, se declara el estado de prealerta por sequía en los sistemas de abastecimiento del río Verdugo, ría de Vigo y ría de Baiona; Costa de Pontevedra, río Lérez y ría de Pontevedra; río Umia y ría de Arousa (margen izquierdo); río Ulla y ría de Arousa (margen derecho); río Tambre y ría de Muros; río Xallas, Costa de A Coruña y ría de Corcubión; río Castro; río Grande, ría de Camariñas y Costa de A Coruña hasta el río Anllóns; río Anllóns y Costa de A Coruña hasta el límite con Arteixo; río Mero, Arteixo y ría de A Coruña; y río Mandeo y ría de Betanzos. Los 7 sistemas restantes, correspondientes con la zona norte de la Comunidad, se mantienen en niveles de normalidad.

Tal y como indicó la conselleira, la activación del estado de alerta es una medida preventiva que funciona como “un aviso precoz” que busca la anticipación ante un posible episodio futuro de escasez de agua, así como la toma de conciencia sobre la necesidad de hacer un consumo responsable.

Una vez declarada la prealerta, la Xunta convocará la próxima semana la Oficina Técnica de la Sequía para realizar un seguimiento continuo y coordinado de la situación junto con Protección Civil, Meteogalicia y la Consellería de Medio Rural y remitirá una comunicación a los ayuntamientos afectados.

Asimismo, Augas de Galicia intensificará la labor de control del estado de los sistemas de abastecimiento, pasando de un seguimiento mensual a un análisis cada 15 días y evaluando un abanico más amplio de indicadores.

La conselleira explicó que, de acuerdo con el procedimiento establecido en el Plan de Sequía de la Demarcación Hidrográfica Galicia-Costa, la declaración de prealerta está sustentada en dos anomalías detectadas en los datos de precipitaciones y de caudales circulantes. Así, en el mes de enero indican que el valor medio de precipitaciones fue un 64% inferior al de la serie histórica; y el caudal medio de los ríos en el mes de enero se situó un 43% por debajo del promedio de todos los meses de enero de los últimos 10 años.

Ethel Vázquez puso el acento en que estos datos no quieren decir que el abastecimiento de agua a la población esté comprometido, y afirmó que los niveles de ocupación de todos los embalses de la Demarcación Galicia-Costa cerraron el mes de enero en situación de normalidad y, por lo tanto, el suministro de agua a la población está garantizado.

Destacó que con la declaración del estado de prealerta de sequía la Xunta quiere así transmitir un doble mensaje de tranquilidad: porque está asegurado el abastecimiento de agua a la población y porque se está intensificando el control para adoptar medidas en caso de que llegue a ser necesario.

Con todo, la conselleira destacó la preocupación de la Xunta por la situación en la Demarcación Hidrográfica Miño-Sil, dependiente del Gobierno de España, por las posibles consecuencias para los ciudadanos de la falta de lluvias sumada al vaciado de los embalses permitido el pasado verano.

La conselleira recordó que Galicia es en la actualidad una Comunidad mejor preparada para afrontar los episodios de escasez de precipitaciones, tras ser pionera con la aprobación de la Ley de medidas de garantía del abastecimiento en episodios de sequía y en situaciones de emergencia sanitaria, que ayudan a blindar el suministro de agua a la población. Además, apuntó que la Xunta lleva desde el año 2019 concediendo ayudas a los ayuntamientos para la elaboración de planes de emergencia que los ayuden a afrontar en mejores condiciones esos episodios, con 1,3 millones de euros invertidos en ayudas a 104 municipios.