Inundaciones plaza abastos gondomar
ALFREDO // Inundaciones en la plaza de Abastos de Gondomar (Archivo)

La conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, avanzó hoy una inversión de la Xunta de 2,6 millones de euros para reducir el riesgo de inundaciones en los ríos Zamáns y Miñor, en Gondomar.

Vázquez Mourelle, junto con la directora de Augas de Galicia, Teresa Gutiérrez, y la delegada territorial de la Xunta en Vigo, Marta Fernández-Tapias, mantuvo una reunión por videoconferencia con el alcalde, Francisco Ferreira, para presentar las actuaciones previstas para minimizar las posibles consecuencias del desbordamiento de los ríos en esta zona, calificada como de riesgo potencial significativo de inundaciones.

La conselleira destacó que se trata de un conjunto de actuaciones, unas principales y otras complementarias, que la Xunta propone llevar a cabo para mejorar el drenaje en la confluencia de estos ríos a su paso por Gondomar, incluidas en la propuesta de convenio de colaboración remitido la semana pasada al Concello.

Explicó que son intervenciones estructurales en el trecho del río Miñor, entre el puente situado en la avenida del Conde de Gondomar y el puente de la avenida Curros Enríquez; y en el trecho del río Zamáns, desde el puente que hay en la avenida Elduayen hasta su desembocadura en el río Miñor.

Ethel Vázquez concretó la propuesta de demolición del puente de la avenida Curros Enríquez, con la construcción de una nueva estructura en el río Miñor sobre la carretera autonómica PO-340, de casi 85 metros de longitud y con tres huecos. Está será la principal actuación y también la que supondrá la mayor inversión, casi 1,4 millones de euros.

También se propone la ejecución de un canal de alivio bajo el nuevo viaducto, conectando los ríos Zamáns y Miñor para que funcione a modo de desagüe complementario en el caso de episodio de inundaciones; así como actuaciones en los muros del río Zamáns, elevando la altura de la valla existente y ejecutando otro muro pantalla que sustituya al actual, que está dañado.

Además, se actuará en el rebaje del río Miñor y se adecuará la zona, eliminando el relleno junto al campo de fútbol en el margen izquierdo, con actuaciones en los paseos, accesos a las pasarelas y otras adaptaciones necesarias para mejorar la accesibilidad.

La conselleira indicó que a estas intervenciones principales se sumarán otras actuaciones complementarias, como la adecuación y mejora de la zona del paseo Carlos Casares, la limpieza de los lechos de ambos ríos y la recuperación del bosque de ribera.

La Xunta ya le trasladó al Concello de Gondomar la propuesta de colaboración, que sigue el mismo esquema que se sigue en todos los organismos de cuenca en España para este tipo de actuaciones. Según la propuesta de convenio trasladado, la Administración autonómica asumirá la financiación íntegra de todas las actuación previstas, correspondiéndole al Concello de Gondomar someter el proyecto a información pública, la puesta a disposición y gestión de los terrenos necesarios y conseguir las autorizaciones necesarias, así como recibir las obras y asumir su mantenimiento y conservación, una vez ejecutadas.

Ethel Vázquez puntualizó que para acometer estas actuaciones se precisa de la colaboración del Ayuntamiento, por lo que la Xunta espera que este dé enseguida el visto bueno al texto del convenio remitido para poder tramitarlo y elevarlo al Consello de la Xunta para su aprobación, y proceder a su posterior firma entre Xunta y Ayuntamiento.

A este respecto, la conselleira puso el acento en la importancia de que el Concello pueda agilizar la tramitación municipal correspondiente para el desarrollo de estos trabajos, que están cofinanciados con Fondos FEDER 2014-2020 y que deben estar ejecutados en su totalidad en 2023.

Apuntó que, tras remitir el proyecto definitivo al Concello y una vez este realice la tramitación municipal correspondiente, el objetivo de la Xunta es poder licitar las obras a mediados de este 2021. Los trabajos cuentan con un plazo de ejecución de 12 meses.

Mejor preparados ante el cambio climático

Ethel Vázquez recordó que estas actuaciones se enmarcan en la línea de trabajo que viene desarrollando el Gobierno gallego de cara a estar mejor preparados ante el cambio climático. Incidió en la necesidad de estas medidas para reducir el riesgo de inundaciones de los ríos, como el Miñor y Zamáns, que atraviesan Gondomar y, también para reducir las consecuencias que para la salud, el medio ambiente o la economía, pueden suponer las crecidas ocasionales de los lechos fluviales.

En el marco de esta línea de actuación, desde la Xunta se están actualizando los mapas de riesgo de inundaciones de la demarcación hidrográfica Galicia-Costa; se están desarrollando planes específicos de inundaciones en 9 zonas fluviales de Galicia con mayor riesgo de inundaciones; y a acometer actuaciones concretas en las áreas de riesgo potencial significativo de inundaciones, como las que ha previsto desarrollar en Gondomar.