La Xunta de Galicia, a través de la Axencia Galega de Infraestruturas, está acometiendo un proyecto de refuerzo de la seguridad viaria en la carretera autonómica PO-552, entre Tomiño y Tui, con una inversión, incluyendo las expropiaciones de las 14 parcelas afectadas, de 660.000€.

Con motivo del avance de los trabajos, la delegada territorial de la Xunta en Pontevedra, Luisa Piñeiro, y el jefe territorial de Infraestructuras, José Luis Díez, realizaron una visita de supervisión de la actuación, que se encuentra muy avanzada y quedará finalizada en las próximas semanas.

El proyecto recoge reformas en diversos trechos para facilitar los movimientos en las intersecciones y habilitar zonas para realizar cambios de sentido. Por ello, en el punto kilométrico 60 se van a ejecutar cuñas de incorporación a la carretera y se construirá una glorieta en la conexión con la PO-344 de acceso al núcleo de Tomiño, mientras que en el 71 se reformará el actual enlace con una rotonda en el cruce con la PO-350.

Asimismo, se va a proceder a la reordenación de los pasos de cebra con refuerzo lumínico de detección de personas, la instalación de iluminación en las glorietas con báculos, la creación de aceras en el perímetro de las rotondas, la reubicación de las paradas de bus con seis nuevas marquesinas, el refuerzo y rediseño de la señalización y el balizamiento con 108 hitos, la creación de sendas ciclistas y la renovación de la capa de rodadura y de los sistemas de drenaje.

Tras la visita, Luisa Piñeiro destacó el “completo plan” de mejora y mantenimiento de las infraestructuras viarias que está acometiendo en la actualidad la Xunta de Galicia “para soster as nosas estradas nas mellores condicións de seguridade para os cidadáns” y detalló, en el caso de esta obra, que “céntrase en tres puntos estratéxicos e modernizará unha vía caracterizada polo seu elevado tránsito, polo que cremos que favorecerá a mobilidade e a seguridade dos máis de 30.000 veciños de Tomiño e Tui de xeito directo e tamén daqueles outros usuarios desta arteria vertebradora do Baixo Miño”.