El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López, reafirmó la «colaboración absoluta e o compromiso máximo del gobierno gallego con el Concello de Tomiño en su visita institucional que realizó esta mañana y donde recordó la apuesta del Ejecutivo autonómico por este municipio tras invertir más de 13 millones de euros en los últimos cuatro años.

El representante autonómico mantuvo un encuentro con la alcaldesa, Sandra González, y con representantes de la corporación municipal en la que se abordaron todas las peticiones y necesidades de los vecinos con respecto al ejecutivo autonómico.

Entre las cuestiones planteadas figura la agilización de la autovía del Baixo Miño, que ya está siendo ejecutada por la Xunta de Galicia para favorecer la movilidad y la seguridad en un nuevo trecho de la AG-42, correspondiente con el Enlace de Areas, que tiene una inversión de casi 17 millones de euros.

Por lo demás, Luis López recordó que, en lo que va de legislatura, la Xunta desplegó numerosas inversiones y servicios en Tomiño, ya que reforzó la seguridad viaria en la PO-552 en dirección a Tui con una inversión de 660.000€, concedió al Concello 5.568 horas anuales más de Ayuda en el Hogar para dependencia, otorgó financiación para acciones de eficiencia con la instalación de 32 paneles solares fotovoltaicos en la Casa del Cocnello y en el Multiusos de Goián y colaboró con los sectores económicos y sociales, ya que inyectó 73.000€ a los hosteleros al amparo del 1º Plan de Rescate y subvenciones de dinamización comercial a los colectivos Adeto y Mercado Municipal de Tomiño, entre otras.

Finalmente, Luis López, que se comprometió a mantener un contacto periódico con el Concello para gestionar sus necesidades, mostró el apoyo de la Xunta a la demanda social para que se produzca una apertura ordenada, y siempre que estén cubiertas las necesidades de vigilancia, de más pasos fronterizos con Portugal para trabajadores y mercancías con el objetivo de que no haya aglomeraciones en los pocos puntos abiertos al tráfico y de evitar largos traslados por parte de los centenares de afectados.