La Consellería do Mar, a través de Portos de Galicia, está trabajando en un cambio normativo que permitirá levantar la prohibición de la pesca no profesional en superficie en los muelles en 106 de las 122 dársenas de titularidad autonómica.

Así lo explicó esta mañana la presidenta de Portos de Galicia, Susana Lenguas, en una respuesta a una pregunta en la Comisión 8ª de Pesca y Marisqueo en el Parlamento de Galicia. La responsable del ente público indicó que de este modo la Xunta autorizará en el 85% de las dársenas una actividad que está prohibida desde 1972 de acuerdo tanto con la legislación estatal como gallega.

La nueva normativa clasificará los puertos en tres niveles en función de la posibilidad de acoger la pesca recreativa entre sus actividades. Así, establece un total de 28 puertos libres de toda restricción; 78 en los que se permitirá esta práctica condicionada por zonas u horarios y 16 en los que no se podrá realizar esta actividad por razones de seguridad u operatividad portuaria.

Los 28 puertos que quedarán libres de toda restricción serán Santa Marta (Baiona), Oia, Goián, Rinlo (Ribadeo), Nois (Foz), Portocelo (Xove), Bares (Mañón), Espasante, O Seixo (Mugardos), Perbes, Mera, Santa Cruz, Santa Mariña de Ponteceso, Ézaro, Os Muíños (Muros), O Conchido (Outes), A Barquiña de Noia, Noia, Boa (Porto do Son), Ameixido (Ribeira), Insuela (Ribeira), Ancados (Boiro), Taragoña (Rianxo), Rañó (Rianxo), San Miguel de Deiro (Vilanova de Arousa), As Sinas (Vilanova), Cabodeiro (A Illa de Arousa) y Covelo (Poio).

En cuanto a la prohibición total seguirá vigente en 16 muelles, que son: A Pasaxe (A Guarda), Ares, Redes (Ares), San Pedro de Visma (A Coruña), Quenxe (Corcubión), Testal (Noia), Ribeira, Carril (Vilagarcía), O Xufre, Sanxenxo, Raxó, Beluso, As Corbaceiras (Pontevedra), Aldán, Moaña y Santa Cristina de Cobres. Los restantes 78 puertos permitirán la pesca bajo condiciones de zonas o horarios.

En la Zona Sur se podrá practicar la pesca no profesional en superficie en Santa Marta (Baiona), Oia, A Guarda, Goián, Tui, Panxón, Pontecesures, Vilaxóan, Vilanova, As Sinas (Vilanova de Arousa), San Miguel de Deiro, Cabodeiro, O Campo (A Illa de Arousa), Tragove, San Tomé, A Toxa, O Grove, Meloxo, Pedras Negras, Portonovo, Covelo, Combarro, Campelo, Bueu, Aguete, Cangas, Meira, Domaio, San Adrián, Arcade, Cesantes y Canido.

Entrada en vigor

El cambio normativo, que se encuentra en fase avanzada de tramitación, no entrará en vigor hasta la publicación de la resolución en el DOG y se hará efectivo a través del procedimiento correspondiente en sede electrónica de la Xunta de Galicia. Portos de Galicia trabaja con el objetivo de que a lo largo del verano pueda quedar levantada la prohibición. Una vez vigente, se podrá iniciar la actividad toda vez que se tenga completada la solicitud con toda la documentación requerida, sin esperar resolución expresa. La autorización solicitada tendrá vigencia de un año caducando pasado este o se venciera el seguro obligatorio.

Entre los requisitos figurarán la inscripción en la sede electrónica de la Xunta, la obligatoriedad de formalizar un seguro de responsabilidad civil y la firma de una declaración responsable de cumplimiento de los deberes exigidos. El no cumplimiento de estas indicaciones o las que pueda aportar el personal celador gardapeiraos será motivo de retirada de la autorización. Desde el ente público se establecen todos estos condicionantes con el objetivo de primar la seguridad de las personas y las instalaciones así como la actividad portuaria y la profesional, náutica, de pasaje y servicios auxiliares, para los que se reserva el suelo portuario.

La puesta en marcha de esta iniciativa que dará seguridad a los aficionados a la pesca recreativa, es fruto de la demanda social sin olvidar la seguridad y el marcado carácter estratégico del dominio público portuario.