ALFREDO

La Xunta de Galicia prorroga hasta finales de 2020 las ayudas destinadas al pago del alquiler de las personas afectadas por la explosión del almacén clandestino de Paramos, en Tui, que aún no pudieron regresar a sus viviendas por encontrarse en proceso de rehabilitación y reconstrucción.

Así lo acordó el Consello de la Xunta, que dio el visto bueno a una medida de la que se beneficiarán un total de nueve familias, que tendrán garantizada esta subvención hasta el mes de diciembre.

Los perceptores de las ayudas -que supondrán una inversión de 23.500 euros- aún no finalizaron la rehabilitación de sus viviendas a consecuencia del retraso en el inicio de las obras, derivado tanto de las limitaciones de acceso a la zona afectada cómo por la contaminación del ámbito por el amianto.

Además, la paralización de los trabajos de construcción debido a la declaración del estado de alarma por el covid-19 retrasó aún más los trabajos y tuvo un impacto económico negativo para muchas de estas familias, colocándolas en una situación de desamparo.

Todos los beneficiarios tenían concedidas ayudas al alquiler que finalizaban en los meses de mayo, junio y noviembre de 2020, pero con la prórroga acordada por el Consello de la Xunta, se prolongarán hasta diciembre. De esta manera, siete de las familias afectadas observarán como la ayuda se prolonga durante siete meses, mientras que en los dos casos restantes la prórroga será de seis y de un mes, respectivamente. El importe de las ayudas oscila entre los 300 y 450 euros mensuales.