ALFREDO

La Xunta solicitó a 154 familias del Val Miñor, de las escuelas infantiles de Baiona, Gondomar y Nigrán, su visto bueno para recibir la bolsa de comedor durante la suspensión de la actividad desde el 16 de marzo en las escuelas infantiles por la crisis sanitaria de la Covid-19. Lo hizo mediante un correo electrónico en el que se les requiere como único trámite para percibirla estar al corriente de su deberes tributarios y sociales y una autorización para consultar los datos bancarios.

Son beneficiarias de esta bonificación las familias usuarias del servicio de comedor en las escuelas infantiles de 0-3 años de titularidad autonómica, en una plaza concertada en escuelas infantiles privadas o aquellas que perciben una ayuda de comedor a través del Bono Concilia. La cuantía concedida es una compensación por la bonificación que tenían concedida por el coste diario del menú en los días lectivos que estuvo suspendida la actividad en estos centros.

Esta ayuda permitirá a las familias vulnerables que ya venían disfrutando de una bonificación en el coste de comedor, y de la que se ven privadas a raíz de la situación de emergencia sanitaria, mantener la correcta alimentación de su hijo o hija y evitar que este gasto de alimentación añadido afecte aún más a su situación.

Las familias que se beneficiaron de una bonificación de comedor por tener una renta mensual inferior a los 403 euros percibirán una ayuda de 2,5 euros al día. Por su parte, las familias que cuentan con esta bonificación por disponer de una renta mensual de entre 403 y 672 euros percibirán una bolsa de 1,5 euros al día.

El primer pago será el correspondiente a los días lectivos transcurridos hasta ese momento. Puede haber pagos sucesivos en función de los días que se suspendan en eventuales prórrogas.