JOSIÑO // Archivo

Cada vez son más las fiestas que se suman a la solidaridad con las personas que padecen autismo y epilepsia. Este es el caso de las fiestas de la “Virxe da Rocha” de Caldelas de Tui, que siguiendo los pasos de Gondomar, Playa América y Baiona, este domingo, entre las 18:00 y las 20:00 horas, las atracciones apagarán la luz y el sonido, en lo que han dominado desde la comisión, “La hora silenciosa”.

Con este tipo de iniciativas, que han tenido una enorme repercusión en O Val Miñor, las personas autistas y epilépticas pueden disfrutar de la verbena sin ningún tipo de obstáculo.

Este tipo de decisiones son muy bien acogidas por parte de la Asociación Autismo de Vigo. Su presidenta, Esperanza Domínguez, mostraba su satisfacción y señalaba que «demuestra que hay una sensibilidad clara por parte de la población para trabajar a favor de la inserción real de las personas que padecen un Trastorno de Espectro Autista (TEA). Se está dando un paso más hacia visibilizar una cuestión que debe asumirse y normalizarse entre toda la sociedad”.