Esta mañana se celebró en el concello de A Guarda el pleno en el que se debatía la cuestión de confianza del alcalde vinculada a la aprobación de los presupuestos municipales para el año 2021. Antonio Lomba alcanzó la confianza al contar con el voto favorable del grupo Converxencia Galega y la abstención del BNG, el PP votó en contra como ya había hecho en el pleno de presupuestos.

El alcalde durante su intervención pidió la confianza de la corporación apelando la voluntad del pueblo de A Guarda expresada en las elecciones municipales que dio el apoyo mayoritario a las fuerzas de izquierdas.

Con la confianza otorgada, Antonio Lomba, consigue llevar adelante un proyecto de presupuestos que supone un avance para la localidad al contar con más de 1.150.000 € respeto del presupuesto prorrogado con el que se venía trabajando. Como ya informara con anterioridad, este presupuesto es totalmente imprescindible para atender las necesidades del vecindario.

Durante su exposición, Lomba expuso las posibilidades de negociación del presupuesto que los grupos de la corporación no aprovecharon, argumentando que pudieron poner enzima de la mesa inversiones vinculadas al Plan Concellos de la Diputación de Pontevedra, dada la escasa posibilidad de maniobra del presupuesto municipal, que tan sólo reserva 100.000 € para inversiones.

El alcalde de A Guarda muestra su satisfacción por alcanzar la confianza del plenario ya que «los intereses de la ciudadanía deben estar por encima de intereses partidistas y por encima de nimiedades que no conducen a ningún sitio”.

“Fue un ejercicio de responsabilidad poner a disposición de la corporación el cargo del alcalde y el del equipo de gobierno, anteponiendo los intereses de la ciudadanía por encima de todo”, señaló el regidor.