ALFREDO

Los Bomberos del GES de A Guarda y de O Baixo Miño, han sofocado esta tarde un incendio que se ha declarado en una cocina situada en un anexo de una vivienda en la zona de O Ramo, Forcadela, (Tomiño).

Fue la propia dueña de la casa la que daba la voz de alarma al filo de las 16:40 horas. En el momento del incendio se encontraban en el interior de la estancia dos personas mayores y una niña de unos cinco años. Al parecer, la propietaria encendió la cocina de butano y fue a buscar unos helados al congelador, al regresar, ya estaba ardiendo.

Los propietarios sacaron dos bombonas e intentaron apagar el incendio con una manguera, pero al irse la luz, el motor del pozo dejó de funcionar. “Recibimos un aviso del 112 de que estaba ardiendo una cocina auxiliar en un anexo de una vivienda. Al llegar ya estaban los compañeros del GES de A Guarda y entre todos extinguimos el incendio, refrigeramos y saneamos el tejado, que tuvimos que tirar para evitar la propagación por las vigas de madera”, señaló en el lugar del suceso Alberto Agrelo, jefe dotación del Parque de Bombeiros de O Baixo Miño.

Afortunadamente no se han producido daños personales, pero si materiales, ya que la cocina quedó completamente calcinada. Hasta el lugar también acudió la Policial Local de Tomiño.

ALFREDO