El Concello de Oia da los primeros pasos en su apuesta por la mejora de la movilidad en el en torno del Mosteiro y el casco histórico del Arrabal mediante la adquisición de varios terrenos situados en las cercanías, con el objetivo de destinarlos a zonas de aparcamiento disuasorio.

Toda vez que todos los años, principalmente en época estival, se producen aglomeraciones de vehículos que afean y generan problemas de tráfico en este en torno único y de gran valor patrimonial -por donde también pasa el Camino Portugués por la Costa- la dotación de aparcamientos disuasorios contribuirá a aliviar la circulación y liberar espacios como la “Eira do Convento” y aledaños.

La alcaldesa, Cristina Correa, ha dado este martes el primer paso para esta transformación con la formalización de la compra-venta ante notario de la parcela de aparcamiento que hasta ahora tenía en alquiler, de aproximadamente 1.709 metros cuadrados de superficie y ubicada en la calle del párroco D. Claudio Rodal Fandiño. Con la parcela ya en propiedad, el Concello podrá elaborar un proyecto que permitirá su máximo aprovechamiento.

Además, en los próximos meses se adquirirán dos parcelas más, de aproximadamente 1.772 metros cuadrados de superficie y situadas a continuación de la recién comprada, para destinarlas con carácter inmediato a la ampliación de aparcamiento. Posteriormente, cuando la modificación de las Normas Subsidiarias actualmente en redacción entre en vigor y permita el cambio de uso, este nuevo espacio se destinará a parque infantil -una dotación muy necesaria y demandada por el vecindario al no haber ningún equipamiento de este tipo en la parroquia de Santa María de Oia-.

La adquisición de los tres terrenos supondrá una inversión total de 131.000 euros, cantidad que se financia a través del Plan Concellos del año 2021 de la Diputación de Pontevedra.

Cristina Correa avanza que, además de trabajar en la compra de estos tres terrenos, el Concello también está manteniendo conversaciones con los propietarios de parcelas colindantes con el objetivo de llegar a consensos. Según apunta, estos nuevos acuerdos posibilitarían “unha mellora notable para o futuro de Oia”.

La alcaldesa recuerda que la apuesta por la adquisición de terrenos es manifiesta también en otras parroquias, ya que “ter a propiedade permitirá ao Concello optar a subvencións para abordar proxectos máis ambiciosos que redunden nunha mellor calidade de vida da veciñanza”.

Mejora del acceso al embarcadero

Por otra parte, la regidora local se está poniendo en contacto con los propietarios de las parcelas que lindan con la Rúa del párroco D. Claudio Rodal Fandiño en relación a la actuación Mellora do acceso ao embarcadoiro”. Se trata de un proyecto redactado por la Diputación de Pontevedra que permitirá ensanchar la calle para habilitar dos carriles de vehículos y una senda peatonal. Para poder llevarlo a cabo, se precisa de la cesión de terrenos.

La alcaldesa inició los contactos con estos vecinos para explicarles en que consiste este proyecto y su afición, así como la importancia del momento actual: Preséntanse no horizonte oportunidades cos fondos europeos que non se deben desaproveitar”, concluye Correa.