Los guardacostas requisan en Oia varios aparatos de pesca en un control contra el furtivismo
XUNTA DE GALICIA // Parte de las nasas incautadas por los guardacostas

Agentes del Servicio de Guardacostas de Galicia, dependiente de la Consellería do Mar, requisaron más de 450 útiles de pesca, casi 1.500 metros de aparatos de enmalle y más de 160 kilos de diversas especies en diversos controles realizados en los últimos días en la costa gallega.

La ría de Vigo fue escenario de diversas operaciones contra el furtivismo. Allí los agentes requisaron 210 nasas de pulpo y 90 cacharros, 200 metros de artes de enmalle y casi 68 kilos de especies, casi todo pulpo. El control más destacado fue en Oia, donde se decomisaron 92 nasas, 90 cacharros de pulpo sin identificar y 39 kilos de este cefalópodo.

En la ría de Pontevedra también se realizaron distintas actuaciones en las que los Guardacostas se aprendieron de 50 kilos de distintas especies, de 149 útiles y de 1.250 metros de aparatos de enmalle. La actuación más relevante realizada en esta ría fue en las zonas de Punta Festiñanzo, Punta Montegordo y Picamillo, donde requisaron 149 nasas para pulpo sin identificar, 16 kilos de este cefalópodo, tres de nécora y cuatro de pescado variado.

En la ría de Arousa los agentes también hicieron varios controles que se saldaron con el decomiso de más de 42 kilos de distintas especies de pescado y marisco y con la incautación de dos aparatos de pesca. Una de las actuaciones se realizó en Ribeira y en ella decomisaron casi 13 kilos de pulpo de talla antirregulamentaria y casi cuatro de percebe.