Hubo un tiempo en el que se percibía el paddle surf como un deporte extremo, pero el poder de la tabla, lejos de suponer un peligro, sirve ahora como terapia, hobby y práctica deportiva para trabajar la inteligencia emocional, y conseguir beneficios no sólo físicos, sino también sociales. Así ocurrió esta tarde en la Playa Ladeira, donde los participantes en el Proyecto “Vincúlate”, niños y adolescentes pudieron entrar en el mar y aprovechar sus ventajas.

Con el fin de mejorar las habilidades sociales cada niño ha sido tutorizado y ha contado con la ayuda de otro de sus compañeros de mayor edad participantes en el proyecto, todo ello bajo la supervisión e indicación de un monitor experto en la modalidad de Paddle Surf. También estuvieron acompañados por los perros con los que comparten las terapias de este pionero proyecto.

Este nueva actividad forma parte de este pionero proyecto puesto en marcha por el Concello de Baiona desde el departamento de servicios sociales a través del Servicio de educación y apoyo familiar municipal en colaboración con los departamentos de orientación de los distintos centros educativos de la villa. Su objetivo es promover la mejoría de las distintas funciones y concretamente de las sociales, emocionales y cognitivas así como proporcionar pautas saludables de comunicación.

Desde el Concello de Baiona se quiere agradecer a la empresa Shafire su colaboración y apuesta por este proyecto, ya que ha ofrecido a las personas participantes en Vincúlate la actividad de forma gratuita.

“Esta modalidad deportiva es perfecta ya que estás en el medio natural desarrollando una actividad lúdica y trabajando la inteligencia emocional”, subraya el Alcalde, Carlos Gómez Prado. “Estas sesiones de paddle surf tienen efectos positivos porque lanzarse al mar viene muy bien tanto a los pequeños como a los adolescentes para interactuar con el medio ambiente, el sol, el agua, el salitre y las olas”.